•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jeanette Bandes es la dueña de la vivienda donde se plasmaron seis pinturas hechas a mano alusivas a los bailes tradicionales de la ciudad de Diriamba.

Bandes comenta que pagó la cantidad de doce mil córdobas por las seis pinturas y que lo hizo con el objetivo de que en su pared no vuelvan a pintar ningún tipo de grafitis.

"No es el dinero lo que interesa, lo que quiero es que la ciudadanía lo cuide, que sirva de ejemplo para muchos, ya que es bonito que las personas que nos visitan vean algo distinto a lo que están acostumbrados, no quisiera que lo dañaran, pues se ve precioso y es el único mural que existe en la ciudad", dijo Bandes. 

Las seis pinturas son mágicas, sus colores vivos hacen que llame la atención de cualquiera que pase por el lugar, además se pueden ver los bailes de El Viejo y la Vieja, el Gigante, el Torohuaco, las Inditas y una pintura de los tres santos: San Sebastián, San Marcos y Santiago.

Pese a la belleza de la obra, su autor quiso permanecer en el anonimato, así mismo lucen las pinturas, sin ninguna firma, más que solo un llamativo letrero que dice, "Por favor cuidemos esta obra cultural ya que es patrimonio de la ciudadanía".

Dicho mural está ubicado del parque La Mascota dos cuadras al sur y media al este en la ciudad de Diriamba.