•  |
  •  |
  • END

Una joven de cuerpo estilizado, sonrisa constante, fuerte mirada, y alegría desmedida es quien representa a la tierra del Príncipe de las Letras Castellanas: Ciudad Darío.

Para Darling Trujillo, un micrófono, una grabadora, un lente fotográfico o una cámara de televisión no la intimidan, por el contrario la motivan a expresar su sentir en cada oportunidad.

En cada conversación se muestra orgullosa de su tierra y asegura amar la literatura de Rubén Darío, el máximo ejemplo e inspiración de todo nicaragüense, es así que también se ha impuesto como Musa Dariana, a través de su intelecto y gran elocuencia.

Cada vez que aparece en escena, sus admiradores no disimulan su entusiasmo al escuchar sus palabras, pues aseguran que es el complemento de una mujer nicaragüense: bella e inteligente.

Comparte que su participación en Miss Nicaragua, tal como varias de sus compañeras es una meta de adolescencia. Desde los 15 años aspiraba a ser una candidata, pero aún era muy joven y luego tuvo que enfrentar algunos problemas de salud que ya están superados, según ella ya está preparada para vivir el reto.

El certamen no ha sido tarea fácil para esta joven estudiante de Mercadeo. Durante su estancia en el concurso sufrió un esguince que comprometía su desempeño, pero nada que esta joven luchadora no lograra vencer.

Dice sentirse orgullosa de su familia, en especial de su madre, a quien dedica cada uno de sus logros en éste y todos los momentos duros y agradables de su vida.

Llegar a Miss Nicaragua fue más que una inscripción para cumplir un sueño, cuenta que se ha preparado psicológicamente porque “se debe estar segura de que se puede ganar o perder, no se debe estar segura siempre de ganar, porque te podes decepcionar y si siempre se piensa en perder entonces ¿cuál es la razón de estar aquí?, se cuestiona.

Cuenta además que físicamente también ha cuidado su alimentación y su piel. También se ha preparado intelectualmente y ha conocido más sobre las interioridades e historia de Nicaragua.

Sabe que ser Miss Nicaragua le cambiaría la vida en un 200 por ciento, “porque siempre he estado concentrada en los estudios y el trabajo. Este certamen me gusta porque te da la oportunidad de conocer gente, culturas y lugares”, dice la chica de 23 años.

De ganar “me gustaría trabajar con las mujeres, para fomentar pequeñas empresas y capacitarlas en negocios productivos”.

Darling se define como una chica alegre, relajada, muy sociable y sencilla. Sus mejores momentos son cuando comparte el tiempo con su familia, porque pasa poco tiempo junto a ellos.

Créditos
Fotografías: Paul Gisbrecht / END
Locación: Hotel Norome
Maquillaje: Renée Fabiola Dávila para Avon de Nicaragua
Peinado: Bon Chic
Vestuario: G&B Boutique
Producción: Amarilys Soza, Silhuetas S.A