•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, invitado de honor del salón tecnológico más grande del mundo, el alemán CeBIT, exhortó a los directivos a dejar de lado su pesimismo en este tiempo de crisis y pensar en invertir en el futuro. En un discurso pronunciado antes de la apertura del CeBIT, Schwarzenegger hizo referencia al comienzo de su carrera como actor en un gimnasio ubicado al sur de  Munich, Alemania, ante una audiencia entre la que se encontraba la canciller alemana, Angela Merkel. Sostuvo que ese periodo, cuando era joven,  fue "un trampolín" en su carrera de fisicoculturista.

Asimismo, señaló cómo su estado lucha contra la crisis económica, de la que tampoco escapa el sector de las altas tecnologías. En este contexto, Schwarzenegger sacó su "vena" del personaje que le dio la fama internacional, "Terminator" para criticar a los "perdedores", a los que "se lamentan", y exaltar a los "triunfadores". "Los perdedores lloriquean pero los ganadores van hacia adelante de forma fuerte y poderosa, y yo sé que todo el mundo que está aquí, en el CeBIT es un ganador", afirmó con tono de arenga.

Antes de terminar su discurso con la frase que le hizo célebre como "Terminator" ("Volveré. Hasta la vista, baby"), Schwarzenegger alabó "la comida y la cerveza alemana", además de a Merkel, "una dirigente admirada en el mundo entero". La canciller, por su parte, devolvió las alabanzas al gobernador de California agradeciéndole haber llevado "un poco del espíritu estadounidense" a la feria de Hanover.

Merkel defenderá su cargo en las elecciones generales de septiembre, en un momento en que Alemania se enfrenta a una grave recesión, por lo que también resaltó los esfuerzos de reactivación económica puestos en marcha por su gobierno. El CeBIT abrirá sus puertas desde el 3 al 8 de marzo en un ambiente de crisis económica, que ya ha provocado que el número de expositores presentes haya disminuido en alrededor de un cuarto respecto a 2008.