•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nacido en La Paz Centro, León, Juan Brenes se ha posicionado como marca luego de un arduo camino hasta la cima y también se ha encargado de embellecer a las participantes de la organización de Miss Nicaragua por 17 años, a artistas nacionales e internacionales y a cuatro reinas de Miss Universo. Le apasiona transmitir su conocimiento a jóvenes emprendedores, dejar su legado y prepararlos para ganarse la vida y “conquistar el mundo”, al mismo tiempo que administra su propia sala de belleza.

¿Cómo fue el inicio de Juan Brenes en el mundo de la belleza?

Trabajé en algunos salones, hasta que decidí hacer una sociedad con otro estilista y poner una peluquería, pero luego me independicé  y volví a iniciar de cero. Creé mi propia marca, hace ocho años que estoy como Juan Brenes.

¿Qué tan complicado es emprender en el ramo del estilismo?

Hay mucha competencia, pero al final si a vos te gusta y te apasiona como  cualquier otra carrera, lo vas a hacer bien.

Yo al estilismo lo veo como un arte, me siento un artista creando y diseñando  con conocimiento y motivación que te inspire, como para crear una obra de arte. Crear un peinado es crear una obra de arte para que la clienta, la modelo o la miss se vean espectaculares.

¿Cuáles han sido las mayores lecciones de vida que has aprendido en este negocio?

La mayor lección que me dio la vida es no confiar mucho en las personas, creo que no debemos ser tan confiados. En los pueblos somos por naturaleza serviciales y confié mucho en quien fue mi socio en ese momento, al perder esa empresa y arrancar de nuevo fue un golpe muy difícil. Además, mi lema es “Juan Brenes, en los mejores momentos de tu vida” siempre estoy en los momentos más alegres de las personas: cumpleaños, bodas, graduaciones, son celebraciones que vivo con ellos.

¿Cómo te ha ido en el amor?

Me ha ido bien, soy un ser humano de relaciones estables, porque yo creo que la estabilidad emocional lleva a la estabilidad laboral y económica, he tenido solo dos parejas y han sido de muchos años.

Aunque ser estilista no permite mucho tiempo libre, ¿qué hacés cuando no estás embelleciendo?

Ver  televisión y salir, conocer un poco Nicaragua, ahora que tengo un poco más de tiempo, dedico los fines de semana para ir a los destinos turísticos del país.

¿Qué proyectos tenés actualmente y qué planes hay para este 2017?

Actualmente dirijo el Instituto de Alta Peluquería de Juan Brenes, que cuenta con más de 60 estudiantes, tengo a 16 colaboradores que son jefes de familia y este trabajo es su fuente de ingreso, en parte eso me inspira y me motiva cuando tengo momentos tristes.

Como proyecto pienso hacer un salón con mayores condiciones, para dar calidad y confort, las dos cosas van de la mano, hacer un local integral, poder ofrecer todos los servicios en una misma sala de belleza.  

¿Con cuál de todas las “misses” te has encariñado más?

Todas tienen algo bonito, todas me han encantado, creo que gana la que tiene que ganar y representa al país divinamente. Pero me identifico mucho con Xiomara Blandino y Marline Barberena, trabajé mucho con las dos, ellas son mis favoritas, las más cercanas.

El tema de moda es Marina Jacoby, ¿vos como la valorás?

Creo que realmente es una chavala que ha dado muchísimo en el exterior, está dejando el nombre de Nicaragua muy en alto y está sonando a nivel internacional, tengo mucha fe y confianza, yo creo que sí, Marina tiene todo para entrar al top 12. Creo que lo que le está ayudando es que a diferencia de las demás, ella es una chavala bien fresca, es linda sin mucho maquillaje y eso hace que aparente menos edad, llama la atención por ser la “fresquita” de los grupos, es muy inteligente y natural, entonces sobresale. Marina ha unido a Nicaragua, la gente se ha hecho una gran expectativa, y nosotros en la organización sentimos que ella ya está en el top.