•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Después de las fuertes críticas recibidas en las redes sociales el  diseñador Neftalí Espinoza aclara que él se siente muy orgulloso del desempeño de Marina Jacoby en Miss Universo.

"Para mí es un orgullo, es parte de la gratificación que uno siente después de tantas horas de trabajo, tener una idea y poder concretarla y que la gente pueda notar que como artista has logrado un avance más en nombre de Nicaragua, me siento súper feliz" declaró Neftalí Espinoza, diseñador del traje nacional "Guardabarranco, hermano de canto, de viento y de luz", el cual lució Miss Nicaragua, Marina Jacoby, ayer en el certamen Miss Universo en Filipinas.

Según los expertos de Missosology, el traje figura en el tercer puesto del top, compitiendo contra los atuendos de Miss Venezuela y Miss Myanmar.

Espinoza expresó sentirse agradecido con su equipo de trabajo, puesto que la satisfacción de los resultados es en conjunto con sus ayudantes. Además, destacó el trabajo que la nicaragüense ha hecho en el exterior, "Si Marina no le hubiese dado ese realce, no pudiéramos haber quedado entre los favoritos", añadió.

Después de haberse desatado la controversia en redes sociales, por un comentario publicado acerca de sus "misses"  favoritas, el diseñador aprovechó para aclarar a El Nuevo Diario, su opinión: "Siempre he apoyado a Marina, he apostado por ella y desde ya es una ganadora, para mí ella ya es la reina. Lo demás fue una opinión, no tiene nada que ver con el trabajo que he realizado con ella. Yo tengo un criterio propio, y tengo mis favoritas" sostuvo Espinoza.

"Yo sería el más encantado de poder tener el honor de haber vestido a Marina siendo Miss Universo. Ella es una chavala empoderada que ha demostrado ante el universo, que la mujer nicaragüense tiene todas las capacidades y cualidades para optar por la corona de Miss Universo y portarla con orgullo" concluyó.