•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un juez de Los Ángeles (EE. UU.) dictó una orden de alejamiento contra el cantante Robin Thicke, después de que su exesposa Paula Patton lo acusara de violencia doméstica. Además,

La actriz ha solicitado la custodia completa del hijo de ambos, de 6 años. Aunque la decisión sigue en manos del juez, de momento es la actriz de Misión Imposible la que tiene la potestad del pequeño hasta que se celebre la vista del juicio, el próximo 24 de febrero.

Según unos papeles de la corte donde se ha celebrado el juicio y que ha obtenido la revista People, Patton, de 41 años, solicitó la orden de alejamiento el pasado miércoles en la que pedía que su exesposo no pudiera acercarse a menos de 90 metros de ella, su madre y su hijo. "(Patton) tiene una aprehensión razonable sobre que su exesposo pueda infligirle alguna lesión física a ella y a su hijo", escribe la abogada Larry Bakman en la solicitud. Además de esta petición, la exesposa del cantante le acusa de abuso físico y emocional, de infidelidad y de adicción a las drogas y al alcohol.

La denuncia de Patton, de 52 páginas, alega que Thicke, de 39 años, "tiene un temperamento fuerte y puede ser volátil e veces".