•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

La cantante colombiana Shakira se unió al coro de voces en contra de las medidas migratorias impulsadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, e hizo un llamamiento a estar "vigilantes".

"La persecución de cualquier grupo por motivos religiosos o de raza es ilegal e inconstitucional en Estados Unidos. Punto", dijo Shakira en una carta abierta que se puede ver hoy en la edición digital de la revista Time.

Te interesa: Corte de Apelaciones mantiene bloqueo a decreto antimigratorio de Trump

Para la estrella colombiana, la propuesta de vetar la entrada a ciudadanos de siete países no solo es un ataque a los musulmanes o refugiados, sino que atenta "contra todos los seres humanos, sobre todo contra los que necesitan más protección".

"Tenemos que permanecer vigilantes y no permitir que este tipo de mensajes de odio se extienda o que se racionalice bajo el argumento de 'proteger a nuestra gente'", denunció la también embajadora de buena voluntad de Unicef.

Más: Trump tilda de "vergonzosa" la decisión judicial contra su veto migratorio

Shakira advirtió que si se permite discriminar a musulmanes, le puede pasar lo mismo a otros grupos minoritarios, "ya sea cerrando las fronteras a grupos supuestamente peligrosos o pisoteando los derechos humanos de otras formas".

"Los musulmanes son 'nuestra gente'. Son seres humanos que tienen hijos, necesidades y sueños como el resto de nosotros. No todos los musulmanes son terroristas y, por ende, no todos los terroristas son musulmanes", añadió Shakira.

Relacionado: Irak pide a Trump que lo retire del veto migratorio

La cantante colombiana también insistió en que los latinos "son nuestra gente" y no van a Estados Unidos "a robar trabajos", sino a buscar una oportunidad para intentar obtener una mejor vida, algo de lo que, según destacó, ese país "siempre ha presumido".

"No deberíamos estar diferenciando a ningún grupo por su raza, clase o religión porque según la Constitución, es irrelevante a sus derechos como ciudadanos. Cualquiera que va a EE.UU. y enarbola su bandera y defiende sus principios es 'nuestra gente'", añadió.