•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Emocional y brutal. En eso se resume el drama bélico de “Hasta el último hombre”, la sexta película dirigida por Mel Gibson.

Si bien no pasa de lo convencional en su estructura principal, con la versión maniqueísta del villano muy malo y de los buenos extremadamente buenos, la historia del primer objetor de conciencia del que tiene registro en el Ejército de los Estados Unidos, condecorado con la Medalla de Honor del Congreso, no por su convicción, sino por haber arriesgado su vida por salvar a 75 soldados.

Pero, ¿cómo es que un pacifista se enlista en el ejército para ir a la guerra y no quiere empuñar un arma? Tal vez, eso es lo más interesante del filme y Gibson en la dirección de la historia, es capaz de dejar muy en claro las motivaciones del joven DesmondDoss (Andrew Garfield), aunque en medio de esto se marquen aspectos empalagosos y romanticones, evidente que para llegarle al público más sensible.

Lo cierto es que la aventura inicia en una granja con la niñez de Desmond, quien recibe maltratos de su hermano y en su disfuncional niñez observa el daño que la Primera Guerra Mundial dejó en su padre (Hugo Weaving), un alcohólico violento que maltrata a su esposa.

Desmond no soporta esto y busca proteger a su madre, por lo que estuvo al límite de quitarle la vida a su padre. Un momento decisivo para Desmond, rodeado de la tensa situación de Estados Unidos y el recrudecimiento la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

Tomando la ola de jóvenes que se enlistan en el Ejército, él se sube a esta, pero con la intensión de ayudar como médico y no llegar a cegar vidas. Sin embargo, el ejército más que nada entrena para saber usar un arma y matar.

Al no querer empuñar un arma el joven recluta deberá enfrentarse a un juicio de guerra por su negativa, y  va a prisión. Pero, posteriormente logra su objetivo y es enviado al frente de guerra en Okinawa, para prestar servicio como médico en la división que tiene el deber imposible de subir el risco Hacksaw Ridge.

Prácticamente en una misión suicida, la batuta de Gibson son muestra de uno de los lados más crueles de la guerra, donde la convicción supera al odio, en una historia basada en hechos reales.

Título original: "Hasta el último hombre"
Género:. Drama bélico
Directores: Mel Gibson.
Reparto: Andrew Garfield, Sam Worthington, Hugo Weaving.