•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Amor. Es la palabra que significa para ella, fuerza vital; inicio y reinicio de nuestra razón de ser y de aprender a crecer.

Balance. Lo define como pensamiento y acción, para enfrentar las complejidades de lo cotidiano.

Carisma. Esta cualidad es necesaria para incidir con el ejemplo integral en la motivación social de las personas que interactúan en nuestros entornos.

Disyuntiva. Dudas, reflexiones y decisiones asumidas ante los laberintos del quehacer.

Esperanza. La docente de antropología asegura que su filosofía de vida incluye que la esperanza es lo último que se pierde.

Felicidad. Se encuentra entre las personas que aspiran a este estado y que por ello siempre están en la  lucha para conquistarlo.

Generosidad. Esta palabra significa para ella compartir, disfrutar ampliamente, contagiar en sentido positivo. 

Historia.  Como buena antropóloga se auxilia de la síntesis aproximada de las vivencias y experiencias. Proceso pendiente de esa búsqueda de inclusión social, para que refleje esos mundos diversos e interesantes

Identidad. Desde su perspectiva profesional la ve como la condición esencial que es inherente a los procesos de socialización de las personas en su colectividad.

Justicia. Una utopía posible, reclama nuestro compromiso.

Karma. Para ella esto no puede significar otra cosa que la conexión con los ancestros.

Libertad. López la define como la capacidad de romper estereotipos dominantes.

Mujer. Evoca vida y amor; síntesis de presente y futuro.

Nunca. La profesora asegura que esa palabra “no está en mi chip, a la hora de trazarme retos y desafíos”.

Olvido. Su definición para esta palabra es: “La mejor manera de evadir a veces situaciones no gratas”.

Palabra. Denota en su vivencia el poder de construir o destruir.

Qué. En su vida esta interrogante es la que da sentido a la imaginación-real.

Risas. López asegura que es el mejor regalo que podemos brindar a nosotros mismos y a los demás.

Salud. Un estilo y forma de vida que debemos impulsar con conciencia y disciplina.

Trabajo. Para ella el proceso de creación, realización y satisfacción personal y social es el mejor concepto de trabajo.

Uvas. Están entre sus frutas favoritas, pero no puede comerlas porque contienen demasiada azúcar.

Vida. “Oportunidad de grandes lecciones aprendidas”, refiere.

Welcome. Muestra de lo necesario en la comunicación global intercultural. 

Xóchitl. Aunque lo conocemos como un nombre, para ella es la “pervivencia de la ecología humana integradora del respeto y cuido de la madre naturaleza”.

Yogi. En sus recuerdos atesora esta “figura animada creada para los niños, que gustaba mucho”.

Zanatillo. “Especie que pudiera reflejar el espíritu nica, de vivaracho y extrovertido”, concluye.