•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un rojo Valentino abrió la alfombra roja de los Óscar 2017 con una espectacular Ruth Negga, pero poco a poco el dorado se hizo el dueño de la noche, con trajes como los de Emma Stone, Dakota Johnsson y Jessica Biel.
Negga, quien fue nominada a mejor actriz por "Loving", fue una de las más madrugadoras de la noche con un fabuloso vestido rojo con cola, de manga larga y cuello de encaje.

Emma Stone deslumbró en la alfombra con un vestido dorado con falda de flecos que parecía salido de una película de los años veinte.

Al igual que Dakota Johnsson, toda una estrella del Hollywood clásico con su modelo dorado de Gucci, el mismo color por el que apostó Jessica Biel, con un impresionante collar.

Con un diseño de Armani blanco y con bordados plateados apareció la francesa Isabelle Huppert, que ayer se llevó el premio de los Spirit del cine independiente.

La actriz Octavia Spencer nominada a la mejor actriz de reparto por "Hidden Figures" acudió a la gala con un modelo gris perla con cuerpo drapeado y falda de plumas de Marchesa, y Michelle Williams, de la cinta "Manchester by the Sea", optó por un modelo de falda blanca y cuerpo negro.

Por el negro se decantó la ganadora del Óscar a mejor secundaria del año pasado, la sueca Alicia Vikander, mientras que Taraji P. Henson, una de las protagonistas de "Hidden Figures", exhibió una modelo de terciopelo azul marino con una gran apertura en la falda.

Entre los hombres, Viggo Mortensen, nominado a mejor actor por "Captain Fantastic", con un esmoquin azul marino de tres piezas con solapas negras, y el cantante Pharrell Williams con un original traje de Chanel adornado con collares.

Emma Watson optó por un vestido minimalista. Halle Berry impresionó por lucir una exótica melena y un ceñido vestido. Scarlett Johansson lució un look fresco y desenfadado que dejó boquiabierto a sus seguidores.