•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 Fue “La La Land”... No, fue “Moonlight”: Hollywood digiere aún el caótico final del Óscar del domingo, centrado en el craso error del anuncio del premio más importante, que opacó en parte el reconocimiento a los negros tras años de polémica racial.

También distrajo la atención de los abundantes discursos y chistes políticos contra Donald Trump y otras fallas menores, como el que se haya usado la foto de una productora viva en el homenaje a los profesionales de la industria fallecidos.

No se hablaba de otra cosa este lunes que no fuera la confusión del final de la gala.

¿Qué ocurrió?

Los rostros de la garrafal equivocación fueron los veteranos Warren Beatty y Faye Dunaway, que recibieron el sobre equivocado, el de mejor actriz.

Desde el principio, Beatty tenía cara de confundido. “Eres imposible”, le dijo Bonnie a Clyde. “¡Vamos!”, siguió la actriz, que al ver el sobre anunció: “La La Land”.

Aplausos, abrazos y discursos, que fueron interrumpidos por Jordan Horowitz, uno de los productores del aclamado musical: “Ha habido un error. 'Moonlight' ganó mejor película". “No es broma”, repitió varias veces su colega Marc Platt.

Y acto seguido Horowitz dijo: “Entrego con mucho orgullo esto a mis amigos de 'Moonlight'”.

Y fue así, en medio de la confusión, que esta película hecha con un presupuesto de menos de 5 millones de dólares y un elenco negro recibió el premio más importante de la noche.

“Quedé muy emocionado de ver a 'Moonlight' recibir la atención que merece y el reconocimiento. Claro que es desafortunado que el momento haya sido contaminado por la confusión al final”, dijo a la AFP Shaun Harper, jefe del centro sobre Raza y Equidad de la Universidad del Sur de California (USC).

La conmovedora historia de conexión humana y autodescubrimiento que narra la vida de un joven en un suburbio pobre del sur de Florida sumó tres estatuillas, con las de mejor actor secundario para Mahershala Ali y mejor guión adaptado.

“Ni en mis sueños esto podría ser verdad, pero al diablo con los sueños... ¡esto es verdad!”, lanzó allí su director, Barry Jenkins.

Las redes sociales estallaron de inmediato y el anfitrión Jimmy Kimmel rápidamente hizo referencia al incidente del Miss Universo en que Steve Harvey coronó erradamente a Colombia en lugar de Filipinas.

“Llámame Warren Beatty, ¡te puedo ayudar a pasar por esto! #Oscars”, escribió Harvey en su cuenta en Twitter este lunes.