• |
  • |
  • Edición Impresa

La actriz mexicana Kate del Castillo, que saltó a la fama global por su posible relación con el líder narco Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, ha vuelto a ocupar las primeras planas al lanzarse esta semana la nueva serie que protagoniza.

En 'Ingobernable', disponible en Netflix, Del Castillo interpreta a la mujer del presidente de México, que debe emprender una huida de la justicia tras ser acusada de asesinarlo. Unos problemas con la justicia que ha vivido en sus carnes, aunque en menor medida.

Y es que Del Castillo no pudo acudir a la presentación de la serie: en el pasado, las autoridades habían emitido una orden de localización contra ella por sus contactos con Guzmán, que fue recientemente levantada. Pero aún teme tener problemas si pisa suelo mexicano, pues se le ha abierto una nueva causa, aunque desconoce por qué se la investiga.

Ante su complicado contexto legal, la actriz participó por videoconferencia en la presentación de la serie, que tuvo que ser grabada en Estados Unidos a petición suya, ya que es donde vive.

La relación entre Del Castillo y Guzmán se remonta a 2014, cuando tomaron su primer contacto. Intercambiaron misivas, mensajes y llamadas, según investigaciones de las autoridades nacionales. El ‘Chapo’ quería que se convirtiera en la productora de una película y un libro en el que se narrara la vida del capo de la droga.