•   Los Angeles  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 El actor estadounidense Brad Pitt admitió que el abuso de bebidas alcohólicas contribuyó a arruinar su matrimonio y reveló que está abstemio y en terapia en una larga entrevista en la revista GQ Style, la primera desde su separación de Angelina Jolie.

A los 53 años, Pitt reclama la custodia compartida legal y física de Maddox (15), Pax (13), Zahara (12), Shiloh (10) y de los mellizos Vivienne y Knox (8), mientras que Jolie exige la custodia exclusiva.

"Dejé todo excepto la bebida cuando formé mi familia, pero incluso el año pasado hubo cosas que no estaba tratando: estaba bebiendo demasiado", dijo Pitt a GQ Style.

"Se había convertido en un problema, y estoy muy feliz de que ya haya pasado medio año", afirmó.

Jolie, de 41 años, solicitó el divorcio en septiembre, citando diferencias irreconciliables entre ambos. Acusó a Pitt de golpear a su hijo adolescente durante un vuelo de Francia a Los Ángeles, provocando especulaciones de medios sensacionalistas y una investigación de la agencia FBI.

Con tres nominaciones a los Óscar por su actuación y una estatuilla por la producción de la cinta "12 años de esclavitud", Pitt dice que fue capaz de cambiar el alcohol por jugo de arándano y agua gaseosa después de decidir que no quería vivir más así.

Pitt, que tiene una nueva película en la plataforma Netflix, "War Machine", que se lanzará a finales de este mes, contó que en los últimos seis meses se ha dedicado a "mirar mis debilidades y fracasos".

El matrimonio entre las dos estrellas de Hollywood -conocidas en los medios de celebridades como "Brangelina"- se celebró en Francia en agosto de 2015, pero ya eran una pareja desde 2004.

Pitt manifestó temer que la batalla pública por la custodia le pase factura a los hijos y dijo que él y Jolie están tratando de llegar a acuerdos fuera de los tribunales.

"Oí a un abogado decir: 'Nadie gana en la corte, es sólo una cuestión de quién sale más lastimado'. Y parece ser cierto: pasas un año dedicado a construir un caso para probar tu postura y probar por qué tienes razón y por qué ellos están equivocados, y es sólo invertir en un odio feroz", señaló.

"Simplemente me niego", dijo tajante. "Es muy, muy difícil para los niños tener de repente a su familia destrozada".

Pitt también afirmó que está aprendiendo a enfrentar sus sentimientos pese a que solamente lo educaron para "lidiar con ellos".