• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Carlos Rigby no era “fotocopia de nadie” y él mismo lo decía. No necesitaba que sus escritos estuvieran en las páginas de un libro, quería conversar sobre ello con la gente y combinarlo con danza y música, lo que para la maestra de danza contemporánea Gloria Bacon lo convierte en un artista performático.

“Tuve el honor de colaborar con él y siempre fue integral con su trabajo, no se limitaba. Deja como legado la permanencia en el tiempo, el trabajo diario con disciplina y pasión”, expresó la artista.

Son muchas las anécdotas por contar sobre Rigby, dice Johny Hodgson, secretario político del Frente Sandinista en la Región Autónoma del Caribe Sur, quienes lo entendieron y los que no “saben que él era original. No era fotocopia de nadie. Carlos Rigby era un hombre muy especial y en la Costa Caribe todos lo reconocemos, no solo pasó por este mundo, sino que dejó algo que nos hace recordar, que nos hace sentir más costeño, muy nicaragüenses y vale la pena haber vivido esos 72 años de Carl”, opinó Hodgson.
Rigby era un hombre humilde, que decidió memorizar todo lo que escribía después que fue capturado por la Guardia Nacional .

Su aporte

Luis Morales, director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), mencionó que Rigby es uno de los poetas más importantes de la literatura nicaragüense, siendo una de las voces principales del Caribe.

De interés: Adiós al hombre de los eternos dreads

“Él promocionó su poesía a través de la oralidad, se rehusaba a hacer libros, su obra se encuentra dispersa en suplementos literarios, revistas y publicaciones de Nicaragua, Estados Unidos y Europa. Rigby decía que su poesía era para platicarla con la gente, convirtiéndolo en un ‘men show’, aparte de su creación literaria que está enriquecida por la conjunción de palabras extrañas”, compartió el funcionario.

Según Morales, el poeta realizaba unos ejercicios onomatopéyicos y mezclaba un poco del inglés con el castellano. “También era músico, así que en muchas ocasiones sacó su trombón y lo mezclaba con sus versos”, añadió el funcionario.

Rigby era un hombre humilde, que decidió memorizar todo lo que escribía después que fue capturado por la Guardia Nacional en 1977 y rompieron todos sus poemas, recuerda Morales, quien asegura que es deber del INC recopilar sus obras en un material que espera esté listo para mayo del 2018. “Para estas fechas lo podemos tener listo y entregar un libro lindo que sea agua de mayo, como a él le gustaría que lo recordáramos”, expresó.

“Su obra estuvo centrada de principio a fin en el Caribe nicaragüense y decía que había inventado la palabra Mayo Ya, porque en un poema de él aparece por primera vez esta palabra y se empezó se utilizar a través del tiempo desde los años 80”, informó Morales.

Preparan documental

Durante el homenaje póstumo realizado ayer en el Teatro Nacional Rubén Darío, la cineasta María José Álvarez presentó imágenes inéditas del artista, a quien habían venido grabando durante 17 meses para realizarle un documental. La cineasta María José Álvarez presentó imágenes inéditas del artista.

Álvarez comento que este trabajo lo está realizando junto a Eduardo Spiller, en colaboración con la Fundación Rodrigo Campbell y Luna Films. “Se me ocurrió que era importante documentar al poeta porque él es una persona también de audio, su poesía es sonora, entonces una cosa es leerlo y otra escucharlo”, señaló.

La realizadora dijo que Rigby estaba fascinado con este proyecto, el que incluye también una página web, donde traducirán su obra al inglés. “Estamos trabajando con poco presupuesto, pero a medida que fuimos grabando nos dimos cuenta que era importante registralo y él sabía que este sería su primer libro. Creemos que en unos 4 meses el proyecto esté completo y hasta el momento hemos recuperado alrededor de 28 poemas escritos y muchas versiones porque él memorizaba, entonces te decía versión una, otra versión del poema tal. Para mí no solo es un poeta caribeño, es parte de la identidad del Caribe”, finalizó.

El poeta costeño, de 72 años de edad, mejor conocido como “el poeta Rigby”, fue trasladado el lunes a un hospital capitalino tras sufrir una subida de presión arterial, y falleció la mañana del martes.