• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Mambos, música de la Sonora Matancera, boleros y chachachá es parte del repertorio que disfrutarán las mamás nicaragüenses en el concierto “A mi madre querida”, que realiza anualmente la Camerata Bach junto a artistas invitados nacionales e internacionales.

En esta ocasión participarán desde Cuba, la Compañía Internacional Pinos Nuevos. Adilia Gutiérrez, Dagoberto Palacios, el Mariachi Sol de América, Rebecka Molina, grupo Jazz Tá y el Trío Los Girasoles, por parte de Nicaragua, serán los encargados de darle más sabor a esta gala en honor las madres.

Una de las sorpresas de la noche es la interpretación que realizarán Liz Andrea Rivera Soza de 6 años, una niña con gran talento originaria de Masaya, y la matagalpina Amanda Miguel Tónico Alvarado de 9 años, miembro del Coro Estudiantil Rubén Darío de su ciudad.

Ramón Rodríguez, director general del Teatro Nacional Rubén Darío, recordó que el concierto “A mi madre querida” es una tradición para Camerata Bach, y este año, que la orquesta celebra su 25 aniversario no podía dejar de realizarse este especial espectáculo en honor a las madres.

“Antes se incluía un repertorio de la Sonora Matancera, pero hace dos años empezamos a incursionar en diferentes ritmos y géneros que disfrutarán una vez más nuestras mamás” detalló Rodríguez.

El director general del TNRD, agregó que también podrán escuchar la música tradicional en la voz del Mariachi Sol de América y el Trío Girasoles.

La Compañía Internacional Pinos Nuevos de Cuba le dará el toque danzario al evento, que inicia a las 7:30 p.m.

“Será una noche de recuerdo, de contenido musical, pero sobretodo, será un concierto donde lo disfrutará la familia por la excelente interpretación de los solistas nacionales y extranjeros, y no podía faltar el acompañamiento de la danza de la Compañía Internacional Pinos Nuevos”, finalizó Rodríguez.

Rebecka Molina, solista nicaragüense, expresó que “todos los años en este mes buscamos algún detalle especial para hacer felices a nuestra madre, por esto, los invitamos a regalarle la experiencia de disfrutar de un concierto preparado para ellas, con canciones de todas las épocas”.

El cantante Dagoberto Palacios manifestó que, “a través de una canción se puede plasmar ese inmenso amor que sentimos por la mujer que nos dio la vida y la que daría todo por nosotros, los hijos. Esta es una forma de declarar con música lo que significan las madres, y es por eso, que mi voz y corazón se quieren conectar para regalar una bella canción”.

Tome Nota

La cita es es mañana viernes 26 de mayo, en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío. Los boletos están a la venta en la taquilla del TNRD a 250, 200 y 150 córdobas.

Los artistas invitados

La Compañía Internacional Pinos Nuevos ha participado en grandes eventos nacionales e internacionales, representando los bailes populares y folclóricos del Centro Pro Danza, perteneciente al Gran Teatro de La Habana. Actualmente integran a la compañía ocho parejas y seis músicos (percusión general cubana), todos profesionales que reciben a diario clases de folclor cubano, bailes populares, danza moderna, cursos de jazz y hip hop, actuación, proyección escénica, canto y ballet como base, para adecuarse a los nuevos requerimientos de las coreografías mundiales.

Su director y coreógrafo es Lázaro Noriega Aguirre, es especialista en folclor afrocubano y bailes populares de su país. La Compañía Pinos Nuevos cuenta con más de 40 premios y condecoraciones por sus giras. Han sido reconocidos en los carnavales de Veracruz, México, en Ecuador, Panamá, Europa y Japón. En 1998, el grupo creó un proyecto humanitario que beneficia a escuelas, hogares de ancianos, centros culturales y más, de Cuba y otros países.