•   Los Angeles, California  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Grandes celebridades de la música y el cine se congregaron este viernes en Hollywood para dar el último adiós Chris Cornell, uno de los cantantes más emblemáticos del rock grunge, quien falleció hace una semana.

Brad Pitt, Pharrell Williams, Christian Bale y Josh Brolin, entre otros miembros de la realeza del espectáculo, acompañaron a la familia en un servicio privado en el que se le prestó tributo con música.

El músico Tom Morello y el actor Brolin dieron discursos cargados de elogios, según Billboard.com.

Un grupo de seguidores se agolpó en las afueras del cementerio para dar también un último adiós una vez finalizada la ceremonia privada.

De 52 años y un impresionante registro de voz, Cornell fue un pionero del grunge en la década de 1990 con su grupo Soundgarden. Murió después de actuar el miércoles 17 en el Fox Theater de Detroit, Michigan, en la última escala de una gira de la banda, que se había vuelto a juntar en 2010.

Sobrevivió a su esposa, Vicky Karayiannis Cornell, con quien tuvo una hija de 12 y un varón de 11. Tenía un tercer hijo, de otro matrimonio.

La policía investiga un posible suicidio, aunque su esposa descarta esta hipótesis.

“Lo que sucedió es inexplicable y tengo la esperanza de que los próximos informes médicos proporcionen más detalles. Sé que él amaba a nuestros hijos y que no les haría daño quitándose intencionalmente la vida”, dijo su viuda en un comunicado.

Su muerte cerró un capítulo en este género, heredero del punk con visos introspectivos, junto con el suicidio del líder de Nirvana Kurt Cobain y la muerte por sobredosis del cantante de Stone Temple Pilots, Scott Weiland

Su lugar de sepultura está cerca del de Johnny Ramone, cuya lápida tiene una escultura del rockero punk tocando guitarra.