•   Cannes, Francia.  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El mexicano Michel Franco se llevó este sábado su tercera recompensa en cinco años del Festival de Cannes, al recibir el premio del jurado de Una Cierta Mirada por “Las hijas de Abril”, protagonizado por la española Emma Suárez.

Es una “celebración muy grande para el cine mexicano que siempre en Cannes tiene muy buena presencia”, dijo el director al recoger el premio. “Vamos a seguir adelante”, prosiguió, en alusión al cine mexicano y latinoamericano.

La Abril del título (Emma Suárez) es una madre que lleva años lejos de sus dos hijas. Desde su España natal, decide volver a México para ocuparse del bebé que una de ellas, Valeria, de 17 años, está a punto de tener. Lo que al principio parece una reconciliación entre las tres mujeres acabará torciéndose cuando la madre decide tomar una decisión extrema.

Franco, de 37 años, bromeó con la presidenta del jurado, Uma Thurman, al comentar que la última vez que recibió un premio en Una Cierta Mirada, en 2012, de la mano del actor Tim Roth, este “le ofreció hacer una película. Así que quizás...”, dijo dirigiéndose a la intérprete de “Pulp Fiction”, entre las risas del público.

Para encarnar el complejo papel de la madre, Franco quería a una actriz extranjera y pensó en Suárez por considerarla “la mejor actriz del mundo en habla española”, afirmó esta semana en Cannes.

“El personaje de Abril da miedo, pero uno siente también empatía, te genera muchas emociones y contrapuntos”, reiteró, hablando de la dificultad del papel.

Para Emma Suárez, este es uno de los personajes más difíciles de los que ha interpretado. “Está en las antípodas de mis códigos y de lo que soy como persona”, explicó.

La actriz, que encarnó a otra madre en la última cinta de Pedro Almodóvar, “Julieta”, también explicó que el rodaje, en Puerto Vallarta, Guadalajara y México D.F, fue “muy intenso”

Es la cuarta vez que el director mexicano está en la Croisette. En 2015, formó parte de la selección oficial con “Chronic”, llevándose el premio al mejor guión, y tres años antes, se alzó con el máximo galardón de Una Cierta Mirada, por “Después de Lucía”. Con su primera película, “Daniel y Ana” (2009) figuró en la Quincena de los Realizadores.