•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La quinta entrega de la saga “Pirates of the Caribbean”, titulada “Dead Men Tell No Tales”, surcó la taquilla estadounidense durante el fin de semana festivo del Día de los Caídos, con una recaudación estimada de 76.6 millones de dólares, informó ayer la web especializada Box Office Mojo. En la cinta, el español Javier Bardem interpreta al fantasmagórico y aterrador Salazar, un capitán de la Corona española con el rostro medio desfigurado, la boca cubierta de sangre y el pelo flotante, que busca vengarse del pirata Jack Sparrow (Johnny Depp) por haber destrozado su vida años atrás. El filme ha sobrepasado la barrera de los 300 millones de dólares en todo el mundo en apenas cuatro días desde su estreno.

El segundo lugar fue para “Guardians of the Galaxy Vol. 2”, con 19.9 millones de dólares. En la película, los protagonistas se embarcan en nuevas aventuras galácticas, de nuevo con mucho humor y bajo el ritmo de la música de los 80, para desentrañar el misterio en torno a la figura del padre de Peter Quill (Chris Pratt).