•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El actor canadiense Jim Carrey, de 55 años, irá a juicio por el suicidio de su exnovia Cathriona White, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Los Ángeles haya decidido no desestimar las dos demandas que le acusan de “homicidio negligente”. La joven, con la que mantuvo una relación intermitente durante un par de años, se quitó la vida en septiembre de 2015, a los 30 años de edad, pocos días después de su ruptura con el actor con una sobredosis de pastillas.

Un año más tarde, la madre y el exmarido de White, Brigid Sweetman y Mark Burton, interpusieron una demanda cada uno por negligencia contra Jim Carrey, acusándole de haber adquirido estos medicamentos con un nombre falso y de habérselos suministrado pese a saber que era propensa a la depresión y que previamente ya había intentado quitarse la vida.

Además, la denuncia de Burton también acusaba al cómico de haber contagiado a White de varias enfermedades de transmisión sexual, concretamente de herpes tipo 1 y 2 y gonorrea, y de amenazarla para que no lo hiciera público.

Ante estas demandas, Jim Carrey contraatacó presentando una orden en la Corte de Los Ángeles en la que aseguraba que todo era mentira y que lo único que querían era ganar dinero con el suicidio.