•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El escritor nicaragüense Rodolfo Zamora Corea sentía la necesidad desde hace algún tiempo de poder contar a través de crónicas todas aquellas adversidades que vivieron algunos jóvenes en los años ochenta, cuando tuvieron que emigrar a causa de la guerra que se vivía en ese entonces en nuestro país. Es así como hoy su deseo está cumplido al presentar su libro “Las memorias del eterno turista-Crónicas de la generación perdida”, que será oficialmente presentado esta noche en la Embajada de México, a las 6:00 p.m.

Los horrores de la guerra

Para Zamora, “en este libro no existen héroes, solo víctimas. En aquel tiempo por la coyuntura política, muchos jóvenes fueron víctimas de un ajedrez entre dos grandes potencias, desatándose una guerra en la que todos pagamos un precio y cuyo hecho marcó a toda una generación”. Es así como en el libro se podrán encontrar 27 historias breves cuyo marco histórico es casi el mismo: las guerras, los abusos, el pasar hambre, los peligros de recibir los consejos del extraño, la búsqueda de mejores condiciones de vida, el encuentro con las drogas, entre otras temáticas.

Este compendio de crónicas noveladas sobre hechos reales tiene su toque de ficción y tiene por personaje principal a Fofo, quien es testigo de todas las desgracias que se suceden en un entorno hostil o en la jungla de cemento que mata de una forma lenta,  según lo definió Zamora. “Fofo estuvo ahí, sufrió parte de esto, fue un observador, y de lo vivido, hoy cuenta estas historias”, expresa el escritor de origen capitalino. En un primer momento, el lector se encontrará con los testimonios de inmigrantes nicaragüenses que llegaron a Costa Rica huyendo de las guerras. También retoma las experiencias de otros inmigrantes que hoy están disgregados por diferentes países como Haití, España, Francia, Nueva Zelanda y Alemania; a cuyos ciudadanos Zamora ha llamado “eternos turistas”.

El mensaje

Para el escritor, ver la parte física de una persona no es suficiente para conocerla, sino que también hay que conocer qué es lo que piensan. A la vez, manifiesta que las secuelas de las guerras son cicatrices en la psiquis humana que nunca se borran, de manera que refiere como mensaje central el decir “no a la guerra”, y propone mediante sus crónicas lograr una reflexión colectiva para que el mundo llegue a un nivel de paz, en donde la gente no tenga que emigrar, al menos que sea por turismo.

Obras del autor

Rodolfo Zamora cuenta con dos poemarios publicados: “La luna y el Lycanthropus” (2014) y  “La montaña de los hombres solos” (2016). Por su parte, “Las memorias del eterno turista-Crónicas de la generación perdida”, publicado por la editorial Nido de cuervos, es el primer libro de una trilogía.  Zamora adelanta que próximamente estará publicando un libro de poesía, el cual se llamará “Versos bastardos”.