•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La historia de amor entre un chico y una chica que se encuentran a escondidas porque su relación es prohibida por la madre de la joven tomó como escenario la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío la noche del martes, la trama principal del clásico ballet “La fille Mal Gardeé”.

La historia de amor es común, pero sobre el escenario, con los bailarines de Attitud Danza Studio la obra tomó fuerza. El público no paró de reír ni aplaudir dadas las habilidades de los pequeños y adolescentes bailarines que interpretaron la obra, original del coreógrafo francés Jean Dauberva. 

La puesta incluye varias piezas y personajes claves en la historia que se va desarrollando con movimientos danzarios del mejor estilo del ballet clásico y por  supuesto, con grandes dosis de humor, propio del arte pantomima.

“La fille Mal Gardeé” fue una adptacion del maestro Nelson Mena, primer bailarín de la Compañía de Ballet de Nicaragua y subdirector de la Escuela Nacional de Ballet para conmemorar el décimo aniversario de Attitude Danza Studio, dedicado a Miss Flor Guerra.