•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sus papás son músicos y desde pequeño le llamó la curiosidad tantos instrumentos musicales que guardaban en casa, le llamaban la atención, todos, menos la guitarra.

Víctor Marín Baca comenzó tocando el piano y la batería, pero como a los 14 años comenzó con la guitarra y desde entonces no pudo parar.

El joven se ha presentado en varias ocasiones en el Festival Internacional de Jazz de Nicaragua.

Marín cuenta que como toda familia, sus padres querían que estudiara una carrera profesional común. Lo intentó con arquitectura, pero “no pude, el llamado de la música fue más fuerte”.

Dada su relación con muchos jazzistas, Marín se ha destacado en ese género musical. 

Entre sus proyectos actuales está el lanzamiento de su disco “En casa” el cual tiene ocho canciones instrumentales “los nombres de las canciones son por episodios porque el disco es como un cuento. Encontrarán el Capítulo I, Capitulo II…etc”. Asimismo, Marín cuenta con un videoclip en YouTube sobre “Episodio V”.

Marín, quien trabaja en una productora audiovisual como productor musical, señala que en el país muchos músicos no son vistos con tanto respeto por la falta de cultura. “Al igual que otro profesional, por ejemplo de medicina, en la música hay mucho que estudiar. Se requiere mucha disciplina”, cuenta.

 “Quiero poder hacer música tanto como guitarrista de jazz y tener colaboraciones con artistas de afuera. Quisiera llevar mi disco a festivales de jazz en el extranjero”.

El material se presentó el miércoles en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra.