•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una juez de Madrid ordenó la exhumación del pintor español Salvador Dalí, fallecido en 1989, y la obtención de muestras del cadáver para practicar la prueba biológica de determinación de la paternidad de Pilar Abel, que presentó una demanda para ser reconocida como hija del artista.

En un auto fechado el 20 de junio y que se conoció hoy, la juez encargada del caso considera “necesaria la prueba biológica de investigación de la paternidad de María Pilar Abel Martínez respecto de Salvador Dalí Domenech”, al “no existir restos biológicos ni objetos personales sobre los cuales practicar la prueba por el Instituto Nacional de Toxicología”. 

La magistrada María del Mar Crespo ordena que se haga esa petición al juzgado de la localidad de Figueras, en la provincia de Gerona (noreste), de donde era originario Dalí y donde está enterrado, para que el médico forense adscrito al mismo realice la extracción de muestras (restos óseos y/o piezas dentales) del cadáver y se remitan al Instituto de Toxicología. 

La Fundación Gala-Dalí, que gestiona el patrimonio del pintor, anunció en un comunicado que presentará un recurso en los próximos días contra la decisión judicial de exhumación. En abril de 2015, el juzgado de primera instancia número 11 de Madrid admitió a trámite la demanda de paternidad contra el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de España y esta fundación como herederos legales del pintor. El equipo jurídico de la Fundación Gala-Dalí, junto con el despacho de abogados Roca Junyent, trabaja en este asunto en coordinación con la Abogacía del Estado, ya que la demanda de paternidad se dirige también contra el ministerio citado. 

Según dijo a Efe el abogado de la demandante, Enrique Blánquez, aún no hay fecha para proceder a la exhumación, aunque “podría tener lugar el próximo mes de julio”. Dalí fue sepultado en el Teatro-Museo Dalí de Figueras tras su fallecimiento, el 23 de enero de 1989.