•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Incanto seleccionó a sus cinco mejores estudiantes de canto para que estudien durante un mes el curso de perfeccionamiento vocal. 

Los cantantes líricos  partieron ayer hacia Italia.

Los artistas también estarán participando en el Festival Pucciniano de ese país, el más importante de su tipo a nivel internacional y donde asisten los mayores exponentes de la ópera a nivel mundial.

Alberto San José, director de Incanto, dijo que el objetivo es seguir promoviendo esta disciplina artística, por tanto han enviado a Italia a músicos y en esta ocasión a cantantes de ese centro de formación. 

“Nosotros tenemos un proceso de formación para nuestros alumnos  con expertos nacionales, cubanos, y del festival, pero ahora pudimos incluir que este trabajo lo reciban de manera más directa en la propia Italia”, declaró San José.

Los artistas que viajaron son Lizbeth Berríos, Elisa Picado, Jimmy Aguilar, Nelson Escobar y Osman Gómez. 

San José dijo que ellos han recibido todos los cursos impartidos por Incanto, entre ellos técnica vocal, repertorio solfeo, expresión corporal, entre otros.

Incanto

La Fundación Incanto nace como una iniciativa de un grupo de artistas nacionales y de personalidades internacionales interesadas en promover el arte en Nicaragua.

Laureano Ortega, Elisa Picado, Alberto San José, Ramón Rodríguez, Nelson Gutiérrez y el excelentísimo cónsul de Nicaragua en Viareggio, el señor Moreno Gabrielli, toman la iniciativa de crear una figura jurídica sin fines de lucro para la promoción del arte en Nicaragua, dando énfasis en la promoción de la ópera.

La finalidad de la Fundación Incanto radica en la obtención de fondos provenientes de la colaboración de empresas privadas para su canalización en actividades promotoras del arte y de sus distintas manifestaciones.

A través de Incanto “estamos abriendo una oportunidad para que jóvenes músicos nicaragüenses (instrumentistas, cantantes) puedan conocer este tipo de arte y luego tomar su camino y ampliar horizontes. Estamos trabajando para alimentar las mentes, las almas de estos jóvenes, que sientan la belleza de la interpretación de estas obras magistrales”, dijo Laureano Ortega Murillo, director ejecutivo de Incanto, en una entrevista dada a El Nuevo Diario en 2015.

En la misma entrevista, los expertos en el tema calificaron de positivo el recibimiento de Nicaragua hacia este arte. “Hace 20 años en el país no existía la cultura de la ópera. A través del Grupo lírico y Camerata Bach ha ido creciendo el gusto y el amor por el canto lírico, y lo más importante es que muchos jóvenes ahora están interesados en cantar en agrupaciones corales, en el Conservatorio de Música o reciben clases privadas. Hay mucho talento que está emergiendo de estas agrupaciones, fruto del trabajo que hemos hecho y es visible”, mencionó Elisa Picado, miembro de Incanto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus