• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las famosas aman Instagram. Estamos claros. Además de divulgar sus comunicados y más profundas emociones a través de sus publicaciones, en esta red social, también hay espacio para el exhibicionismo.

¿Competencia por Likes? ¿Cazando segudires? No sabemos, pero ellas utilizan sus cuentas de Instagram para publicar sus selfis íntimos, sesiones profesionales en las que reivindican el cuerpo femenino.

En ocasiones, como es el caso de la hija de Bruce Willis y Demi Moore, Scout Willis, se desnudan para protestar contra la propia red social Instagram, que censura las fotos que consideran subidas de tono.De hecho, la campaña #FreeTheNipple, a la que muchas famosas se unieron, protestaba contra la censura que la red social hace del pezón femenino en muchas fotografías, mientras que el masculino no entra siquiera a debate.

Algunas son más osadas que otras.

Por ejemplo, Halle Berry compartió esta reveladora foto en mayo de 2017 junto con una cita de la cantante Nina Simone: “Te diré lo que es la libertad para mí: no temer”.

En marzo, Demi Lovato compartió una sensual toma de su espalda durante una prueba de vestuario.

La modelo Candice Swanepoel dejó felices a sus fans en abril cuando publicó tres fotos suyas en topless.

Censuradas

A muchas famosas le han tenido que pasar un memo. Sí, Instagram se ha visto en el difícil caso de censurar sus imágenes por ser subidas de tono.

Tal fue el caso de Rihanna, a quien le cerraron la cuenta temporalmente por mostrar sus pezones en una sesión fotográfica.

Por su parte, Madonna, a sus 58 años, subió dos imágenes: en la primera muestra solo su rostro y su boca entreabierta, y en la segunda se ve su trasero y pechos.

“Gold”, fue la palabra que utilizó como epígrafe para la publicación. En poco tiempo la foto consiguió más de 68,000 likes y 2,000 comentarios de parte de los admiradores de la diva.

Más allá de nuestras fronteras también existen ejemplos muy recientes de célebres, muchas de ellas reincidentes, que retan la censura de Instagram con diferentes fotografías que están al límite de lo prohibido. Jugar con la posición corporal, el peinado, la arena de la playa, efectos gráficos, máscaras o usar alguna parte del cuerpo para anular la intimidad son algunas de las estrategias más usadas por famosas para completar su particular galería de desnudos, señala un artículo publicado por La Vanguardia.

En el podio de honor tenemos los ejemplos de Kim Kardashian, así como alguna de sus mediáticas hermanas, Paris Hilton o Emily Ratajkowski, que han compartido recientemente imágenes de su cuerpo desnudo en diferentes situaciones. Tampoco hay que olvidarse de aquellas personalidades que aprovechan sensuales sesiones fotográficas profesionales para publicaciones con el fin de mostrar orgullosos los resultados.

Uno de las más recientes ha sido la cantante Céline Dion, que ha mostrado al mundo una imagen desnuda que se hizo para una publicación. Eso sí, sin enseñar ninguna de sus partes más íntimas