•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una vez más, Angelina Jolie y Brad Pitt, son protagonistas de los titulares del mundo del espectáculo. En una entrevista a la revista Vanity Fair, la actriz dijo que durante el proceso de separación, "lloraba en la ducha para sus hijos no la vieran ".

Doce años de pareja y dos de matrimonios se derrumbaron en el 2016, cuando el ex matrimonio Brangelina, anunció que se divorciaban. En ese momento uno de los problemas que más estremecía a la estadounidense eran sus seis hijos: Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox.

“No quiero que mis hijos se preocupen por mí, creo que es muy importante llorar en la ducha y no delante de ellos. Necesitan saber que todo va a ir bien incluso cuando ni tú estás muy segura de que así sea”, confesó Jolie.

La protagonista de “Maléfica” admitió también que en estos meses ha intentado ser un buen papel de ama de casa.

“Durante nueve meses he tratado de ser buena en el papel de ama de casa, recoger los excrementos de perro, lavar los platos y leer cuentos por la noche”, explica.

Aclaró el rumor de que su matrimonio no funcionó por el estilo de vida que llevaba el actor.

“Nuestra estilo de vida no era para nada negativo. Ese no era el problema. Ese fue y será una de las maravillosas oportunidades que somos capaces de dar a nuestros hijos”, explicó.

La actriz dijo que no trabajará en cualquier otra película durante un tiempo. “Sólo quiero hacer el desayuno y cuidar de mi casa”, dice. “Es mi pasión. A petición de mis hijos, tomo clases de cocina. Cuando voy a la cama, me pregunto ¿he hecho un buen trabajo como madre o este ha sido un día normal?“.

Por su parte Brad Pitt, reconoció en una entrevista a la revista GQ en mayo pasado, que su proceso judicial para divorciarse de Angelina Jolie le ha llevado a acudir a dos terapeutas para obtener ayuda; con sus problemas con la bebida y la marihuana.