•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un momento eufórico vivió Allan, un joven no vidente de Nicaragua, al compartir escenario y cantar con el artista colombiano Juanes el tema "La camisa negra", durante un concierto que ofreció la noche de este jueves en Managua.

"Allan es un chico no vidente que le gusta la música, hace como 3 años empezó a estudiar música y está estudiando guitarra", dijo Juanes al presentar al nicaragüense.

"Grabó un videíto de la camisa negra y a mi me encantó mucho. Allan no puede ver pero siente el mundo desde el sonido y a mi me encantó tanto que lo quise invitar a cantar", sostuvo el colombiano.

Durante el concierto, Juanes rindió homenaje a los artistas fallecidos Juan Gabriel y Gustavo Cerati, con los temas "Querida" y "Cuando pase el temblor", respectivamente.

El intérprete de temas como "Gotas de agua dulce", "Yerbatero" y "A Dios le pido", dijo sentirse agradecido con sus fans nicas, y que aunque pasen los años y los siglos los lleva en su corazón.

Juanes trae sus planes de amar a Nicaragua

"Que alegría tan hijueputa que siento en el alma", expresó Juanes.

"Me hacen feliz, me elevan al cielo ustedes con su cariño, gracias. No se les ovide que mis planes son amarte, amarte por siempre Nicaragua", gritó el colombiano.

Por su parte, Mario Sacasa, quien fue el telonero de la noche, manifestó que había sido un honor abrir el concierto de un artista de la magnitud del colombiano.

"Me pareció un gran honor abrir el concierto de un gran artista, como lo es Juanes. Disfruté mucho los momentos antes del concierto, tuve la oportunidad de hablar con él, de conocerlo y claro subir a cantar mi música para una noche tan linda para mi de eso se trata.

La música rompe fronteras y aquí tenemos Nicaragua y Colombia presente que nos viene a presentar a través de Juanes, fue una gran noche para mi", comentó Sacasa a El Nuevo Diario.

Juanes llegó la noche del miércoles a Nicaragua u el jueves presentó su espectáculo en Managua. Se trata de la tercera presentación del músico en tierra pinolera.