•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Vos sos el Dios de los pobres, el Dios humano y sencillo. El Dios que suda en la calle, el Dios de rostro curtido…”, es un extracto de los tantos que componen la “Misa Campesina”, una de las obras más representativas del cantautor Carlos Mejía Godoy y otros artistas que se sumaron a este proyecto, y que integró los ritmos nicaragüenses con el argot, escaliche y el náhualt del campesino y del obrero.

A pesar, que en sus inicios la “Misa Campesina” fue considerada prohibida y blasfema por el Gobierno y la Iglesia, este año esta obra musical cumple 42 años de su creación, y por esta razón, Mejía Godoy, Los de Palacagüina, Camerata Bach y Schola Cantorum Rubén Darío celebrarán este miércoles 9 de agosto, en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) un concierto en honor a este esfuerzo, que hoy ha sido traducida a ocho idiomas.

Lea : Joaquín Sabina cantará en marzo en Nicaragua

En esta revista cultural, los artistas realizarán un recorrido por esos arreglos, composiciones y estribillos que mostraron el canto popular nicaragüense de la época, misma que logró finalizar Carlos Mejía Godoy en 1974 con la musicalización del grupo Los de Palacagüina, cuando estos viajaron a Solentiname, a ese pedacito de tierra colorido, de aguas mansas y con gran calidez humana que los recibió para realizar la primera “Misa Campesina”, en una ceremonia oficiada por el padre y poeta, Ernesto Cardenal y que sería el inicio del acompañamiento de la liturgia eclesial de Nicaragua en los siguientes años.

 “El padre Cardenal cada domingo celebraba su misa con los pescadores y campesinos del archipiélago, y fue una experiencia maravillosa, porque poníamos una grabadora, y los campesinos con su lenguaje sencillo, llano y espontáneo hacían comentarios sobre los evangelios de la Biblia.  Eso para mí, fue fundamental, porque sin esos comentarios sabios y profundos la misa hubiera tomado otro camino”, recordó el artista.

Lea además: Personalidades, fans y familiares protagonizan video de apoyo al “Chocolatito”

Con este homenaje que se celebrará en el templo de la cultura nicaragüense, el TNRD, el cantautor manifestó sentirse feliz y orgulloso de celebrar con su pueblo estos 42 años de la “Misa Campesina”, que se suma a otro gran éxito del artista, cuando obtuvo hace cuatro décadas el primer lugar en el Festival de la OTI, en España con “Quincho Barrilete”.

El concierto, también contará con los arreglos musicales del flautista, Raúl Martínez Salas, especial para el formato de orquesta de Camera Bach.

Más allá de la misa

Mejía Godoy recordó que con la llegada del papa Juan XXIII al Vaticano, “y ahora está pasando lo mismo con el papa Francisco hay un aire de renovación en la Iglesia. Como parte de esa marejada de cristianismo, más vinculado a la identificación con los que sufren, con los pobres, con los postergados, los humildes y con los olvidados, un grupo de cristianos encabezados por el padre Fernando Cardenal, y algunos cristianos laicos que no eran sacerdotes, nos planteamos la posibilidad de hacer una misa”, misma que no se iba a llamar Misa Campesina, sino que estaba pensada para ser más acorde con esos valores de la llamada Iglesia Popular Nicaragüense.

De interés: Operan a Carlos Mejía Godoy

“Yo asumí esta responsabilidad, sin ponerme ninguna fecha, ningún objetivo en específico, sino en trabajar en la misa. A mí me pareció que tan importante era trabajar con un teólogo erudito como hablar con la gente, con el pueblo”, contó el artista, quien siguió relatando que de ahí sacó la quinta esencia para organizar la “Misa Campesina”. Al principio, el cantautor pensó en hacer un trabajo colectivo y solicitó a otros artistas se unieran, pero por alguna razón muchos no acudieron al llamado, y otros enviaron escritos y cartas.

“Yo quería un trabajo colectivo, por eso inventé los Talleres de Sonido Popular, los que  funcionaron, pero más tarde”, dijo el artista, quien logró reunirse con el compositor leonés Pablo Martínez Téllez y crearon el ‘Canto de los pájaros’, mientras él, quien vivían en la comarca Nejapa, rodeado de árboles, trinos y de gente sencilla se puso a trabajar en las primeras canciones de la Misa Campesina, y a pesar que debía viajar y cantar en otras regiones del país, no olvidó su encomienda, siguió componiendo con grabadora en mano, hasta que llegó a Solentiname. Ahí se integró el seminarista miskito, Anselmo Nixon, enviado por el párroco Gregorio Smutko para cantar el ‘Miskito Lawana’, un himno anónimo de la Iglesia morava.

El somoteño lamentó que en su momento no recibió apoyo de la Iglesia jerárquica y más bien la prohibieron, pero se sintió feliz cuando los sacerdotes humildes que trabajaban en los barrios la acogieron. Luego de la primera “Misa Campesina” en Solentiname, organizaron otra en la Plaza de los Cabros en el barrio Open Tres, hoy Ciudad Sandino, pero el ejército de Somoza con bombas lacrimógenas y disparos desalojó el lugar, tanto fue el alboroto que hasta los músicos se los llevaron presos.

Así nació la “Misa Campesina”, como “un verdadero parto doloroso”, que incluye el canto de entrada, una recopilación de los Talleres de Sonido Popular; el Kyrie, mazurca segoviana en conjunto con “La perra renca”; el gloria que contiene un son de toro; el Credo, recopilación de testimonios; Ofertorio, incluye una mazurca segoviana; Miskito Lawana, anónimo de la Iglesia Morava; Canto de Meditación conocido como el “Canto de los Pájaros”; el Santo, versión tomada de músicos jinoteganos; y el Canto de despedida.

Quincho Barrilete

Los cuarenta años del éxito de la popular canción del cantautor Carlos Mejía Godoy, “Quincho Barrilete” en el Festival Internacional de la Canción OTI en España, coincide con esta celebración, es por eso, que el somoteño no dudó en celebrar y recordar en este próximo concierto, la historia de aquel niño trabajador oriundo del barrio Open Tres, hoy Ciudad Sandino que se la rebuscaba para sobrevivir y de paso jugar con su barrilete, en aquella época de la dictadura militar. 

Un mes después de su creación, en octubre de 1977, precisamente el 12 de noviembre, Nicaragua en la voz del intérprete Eduardo “Guayo” González, Nicaragua gana por primera vez el Festival de la OTI.

El cantautor cuenta que la canción “Quincho Barrilete” nació cuando fueron a visitar junto a un movimiento de Derechos Humanos a una familia del barrio Open Tres, ahí se encontró con una realidad que ya se vivía en otras zonas del país, la de los niños abandonados, entre ellos estaba los hijos de Apolonio Martínez, acusado de colaborar con la guerrilla. Uno de “chavalos” fue la inspiración del artista, para realizar esta obra musical, que hoy es reconocida a nivel mundial por hacer notar la situación de la niñez en Latinoamérica.

Mientras aquellas mujeres decidían cómo ayudar a la familia de Martínez, un chavalito, que no tenía ni siete años, jugaba con un barrilete roto, que a pesar de su maltratada condición intentaba elevarlo, pero un orificio impedía que volara. Una de las damas del movimiento humanitario al ver el apuro que estaba pasando el niño, sacó de su cartera un “tape” para reparar el juguete, que después de unos minutos quedó prensado en un árbol de Tigüilote y a como pudo lo desenredó.

Una semana después, el cantautor le puso nombre al niño de su historia. Lo llamó “Joaquín Carmelo”, a partir de ahí nació el gran “Quincho Barrilete”, composición que le mereció ese primer lugar en el Festival. 

Tome nota 

Los boletos del concierto Misa Campesina están a la venta en la taquilla del TNRD a 250, 200 y 150 córdobas. También podés adquirir tus entradas en línea: www.ticketango.com/events/misa-campesina. El evento inicia a las 7:30 p.m.

*Colaboración.