•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Numerosas voces de Hollywood y el mundo del espectáculo en Estados Unidos clamaron hoy contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, y contra su decisión de finalizar el programa migratorio DACA que ha protegido de la deportación a 800.000 jóvenes en situación irregular.

El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, anunció hoy la rescisión de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), promulgada en 2012 por el entonces presidente Barack Obama, aunque la suspensión no entrará en vigor hasta dentro de seis meses, que es el periodo que ahora tiene el Congreso para regularizar la situación de los conocidos como "soñadores".

"De acuerdo. 'El hombre malo' continúa haciendo el mal. Tu turno, Congreso", dijo hoy en Twitter el artista de origen latino Lin-Manuel Miranda en un mensaje acompañado por etiquetas como "Defender a los 'soñadores'".

"Expulsar a 800.000 niños que crecieron en Estados Unidos es equivocado, cruel y nauseabundo", afirmó la actriz Mia Farrow.

Por su parte, la cineasta Ava DuVernay criticó que Jeff Sessions se refiriera a los "soñadores" como "adultos extranjeros ilegales".

"Simplemente, una repugnante muestra de prejuicio, ignorancia y falta de humanidad. Pero es exactamente lo que se espera de estos cobardes", añadió.

Asimismo, el actor Mark Ruffalo argumentó que la medida para terminar con el programa migratorio es un acto cobarde, cruel, vengativo y sin corazón de un Gobierno que trata de romper "el tejido del sueño estadounidense".

"¡A las calles! ¡Averigua dónde es la protesta por DACA donde vivas y preséntate!", exclamó el director Michael Moore, quien dijo también que si Estados Unidos es un país "decente" este es el "momento" de demostrarlo.

"¿Jeff Sessions dice que 'somos gente compasiva' mientras anuncia el fin de DACA? El pueblo estadounidense lo es, señor, usted y su jefe no lo son", opinó el actor George Takei.

Y en respuesta a un usuario de Twitter que dijo ser un beneficiario de DACA, el intérprete Josh Gad prometió que hará todo lo que esté en su poder para "proteger y defender el derecho" de que ese joven continúe en Estados Unidos.