•  |
  •  |
  • END

Escándalo en casa de Demi Moore por culpa de Twitter --un sistema de comunicación o microblog en sólo 140 caracteres--. A su marido, Ashton Kutcher, no se le ocurrió otra cosa que hacer una foto a la actriz cuando estaba planchando en ropa interior y colgarla en la Red.

“Ahora mismo estoy viendo a mi mujer planchando mientras lleva puesto un biquini blanco. Gracias Dios”. Estas palabras las escribía antes de decidirse a subir la foto en su página personal tras lo cual añadió: “Es un secreto, no se lo digaís a mi mujer”. Pero su mujer se enteró cuando la foto apareció en varios medios. La imagen se captó en las islas Turcas y Caicos donde la pareja estuvo el pasado fin de semana para asistir a la boda de Bruce Willis, el ex marido de la actriz.

En vista del enfado de Demi, Kutcher --15 años menor que ella-- pidió a sus seguidores de ‘Twitter’ que mandaran mensajes a la dirección de ella para que le perdonara.

En concreto @aplusk, el nombre del actor en la Red proponía a sus seguidores que son 511.920 que enviaran un saludo a Demi --@mrskutcher-- dándole los buenos días y diciéndole: “I love U”. El mensaje tenía que llegar a las 7.45, horas. En 7 minutos se enviaron 3.600 tweets. Ella le perdonó: “Mi marido me ha mandado una bomba de amor”.