•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La bella Kaia Gerber, de 16 años, demostró que está lista para seguir los pasos de su madre, la célebre supermodelo Cindy Crawford, en las grandes pasarelas del mundo. Su debut, nada menos que desfilando para Calvin Klein en la Semana de la Moda de Nueva York, armó tanto revuelo que su imagen se replicó en los principales medios a nivel global. 

En una de las pasadas, Kaia lució una camisa en blanco y negro, pantalones dorados y polera celeste, diseñadas por Raf Simon. Horas después fue ella misma quien le contó a sus seguidores la emoción que sintió al transitar esa pasarela. “¡Calvin Klein! No hay palabras para describir cómo me siento. ¡Te amo infinito, Raf!”, escribió en su cuenta de Instagram. 

Pero no fue la única de la familia que festejó su promisorio ingreso al mundo de la moda. Su madre también compartió una foto de ese momento y la acompañó del siguiente texto: “Felicitaciones, Kaia Gerber. Qué manera de romperla en tu primer desfile. ¡Estoy tan emocionada por vos!”.

Su debut como modelo fue para una campaña de Young Versace a los diez años y a los trece participó en un editorial de Vogue Italia, fotografiada por Steven Meisel; poco después se pondría frente al objetivo de Bruce Weber para CR Fashion Week junto a su hermano, Presley, quien ya había profesado devoción por la joven cuando años atrás creó un Instagram exclusivamente dedicado a las fotos que le hacía: KbyP, Pictures of Kaia taken by Presley. Dos pasitos (por decirlo de algún modo) más: en 2016, Kaia se convertía en el nuevo rostro de Daisy, la fragancia Marc Jacobs, y meses después entraría a formar parte de la gang de Alexander Wang siendo parte de su campaña primavera/verano 2016.

Futuro prometedor

Según una publicación de Vanity Fair, “Kaia es una de las modelos del momento. Es posible que un tanto precoz, pero su madre también lo fue (la descubrieron con 16 años y con 20 ya estaba en las portadas de las revistas)”.

El sitio dice que sus encantos son indudables. “Es lógico que su madre le aconseje y la promocione en lo que pueda. Cualquiera lo haría si su hija quiere seguir sus pasos”.