•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los estadounidenses Justin Timberlake y Alicia Keys dieron un espectáculo de interpretación en la tercera jornada del Rock in Río, que comenzó el viernes en esta ciudad brasileña, y demostraron porque sus voces son consideradas como dos de las más destacadas del pop actualmente.

El "príncipe del pop" y la "princesa del Rhythm and blues", que coleccionan juntos 25 premios Grammy, mostraron en Río de Janeiro que un espectáculo musical no se hace sólo con guitarras y baterías, sino que exige principalmente de voces destacadas.

Timberlake, que no lanza un disco nuevo desde 2013, cuando se presentó por primera vez en el Rock in Río, hizo un repaso de varios de sus principales éxitos en una enérgica presentación en la que abusó de sus falsetes y que comenzó con "Only when I walk away", "Suit and tie" y "Don't hol the wall".

Pese a que dejó por fuera del repertorio dos de las canciones por las que más se le conoce en Brasil, "Cry me a river y "Rock your body", el cantante, compositor, actor y productor musical interpretó "Sexyback", "Lily my love", "What goes around" y "Can't stop the feeling", que grabó el año pasado para banda sonora para la película de animación "Trolls".

Timberlake, que interrumpió su presentación para bajar al palco y firmar un autógrafo en una bandera brasileña y tomarse una selfie con una admiradora que estaba cumpliendo años, no podía dejar de despedirse de su público en Río de Janeiro con "Mirrors".

Y Alicia Keys, que ya había conquistado al público brasileño en el Rock in Río de 2013, repasó toda su carrera en un concierto que incluyó varios de sus éxitos pero también algunas canciones de "Here", un álbum del año pasado que se considera un relanzamiento de su carrera por incluir canciones más políticas y en que asume más su papel como mujer y negra.

Tras iniciar su espectáculo con músicas como "28 thousand days" y "You don't knok my name", Keys, que durante más de una hora demostró la potencia de su voz y su capacidad para llegar a las notas más altas o a las mas agudas, dejó para el final sus antiguos éxitos como "Fallin", "If I aint't got you" y "Girl on Fire".

La estadounidense, considerada por muchos como lo mejor del Rock in Río de este año hasta ahora, se despidió con su éxito "Empire State of mind", en el que el nombre de "Nueva York" fue sustituido en algunas ocasiones por "Río".

La cantante de Nueva York, compositora, pianista y actriz, que durante todo el concierto interactuó con el público y en varias canciones se sentó al piano para acompañar su voz, impregnó la noche carioca de soul y blues, y hasta experimentó ritmos brasileños al interpretar "Kill you mama" con sambistas cariocas como Pretinho da Serrinha o llamar al escenario el grupo de baile callejero "O Dream Team do Passinho".

Otro artista con destacada voz programado para este domingo fue el veterano roquero brasileño Roberto Frejat, que abrió las presentaciones en el principal de los seis escenarios del Rock in Río con un repaso de varios de los éxitos de sus 35 años de carrera.

Con la experiencia de quien ya fue una de las principales estrella en las ediciones del Rock in Río de 1985, 2011 y 2013 en Río de Janeiro, el cantautor y guitarrista puso a bailar a los 100.000 asistentes del festival con varios de los principales éxitos de Barao Vermelho, banda que lideraba junto al fallecido Cazuza.

Tras abrir con las canciones "Puro Éxtase" y "Pense e Dance", Frejat le prendió fuego al Palco Mundo con su interpretación de Ideología, una antigua canción de cuestionamiento político que Cazuza hizo famosa.

Y el público respondió con los gritos "Fuera Temer", el principal eslogan de los grupos que exigen la renuncia del presidente brasileño, Michel Temer, arrinconado por varios escándalos de corrupción.

La otra gran atracción de esta noche fue el cuarteto estadounidense Walk the Moon, que tocó su pop bailable en una presentación en la que incluyó canciones del disco que pretende lanzar a finales de este año.

La banda, nacida hace diez años, cuyo nombre está inspirado en una canción de The Police y que cuentan con éxitos comerciales como "Anna Sun", incendió el Rock in Río con sus guitarras y con un activo líder que se relevó entre las voces e instrumentos como el teclado y la percusión.

Tras un primer final de semana de Rock in Río con atracciones más poperas, la situación será diferente la próxima semana, cuando el metal estará representado por bandas como Def Leppard, Alter Bridge, Incubus y Guns N' Roses, y el rock clásico por grupos consagrados como Aerosmith, Bon Jovi, The Who y Red Hot Chili Peppers.

El Rock in Río de este año es la décimo séptima edición del festival y la séptima en Río de Janeiro, en donde el evento nació en 1985, antes de comenzar a turnarse con ciudades como Madrid (tres ediciones), Lisboa (seis) y Las Vegas (una).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus