•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de que los 27 premios fueron entregados, algunos se mostraron algo frustrados por irse a casa con las manos vacías, pero -como siempre- el entretenimiento fue el gran ganador. Aquí cinco de los momentos más memorables de la 69º edición de los premios Emmy.

1 Las palabrotas de Moss

La actriz Elisabeth Moss, ganadora como mejor actriz dramática por su papel protagónico en la serie “The Handmaid’s Tale”, fue censurada en la retransmisión por televisión porque dijo dos palabrotas al recibir su primer Emmy tras nueve nominaciones.Stephen Colbert, anfitrión.

2 Trump por Colbert y Baldwin

En una noche sazonada con mucha pimienta política y llena de menciones al presidente estadounidense Donald Trump, el anfitrión Stephen Colbert lanzó la línea más agresiva dirigida al mandatario: “A diferencia de la presidencia, los Emmys se otorgan al ganador del voto popular”.

Además: 5 datos sobre secuela de “IT”

Alec Baldwin, mejor actor de reparto en comedia por su muy aclamada interpretación de Trump en “Saturday Night Live”, también hizo una broma al mandatario. “Creo que debemos decir, al fin señor presidente, que aquí está su Emmy”, dijo refiriéndose a la molestia de Trump por no haber ganado nunca una estatuilla con su reality show “The Apprentice”.

3 Kidman y el abuso doméstico 

El humor estuvo muy presente, pero en la noche también hubo momentos sobrios, con actores que celebraron la diversidad en los premios de este año. Uno de esos momentos fue protagonizado por Nicole Kidman, quien llamó la atención sobre el asunto de la violencia doméstica, que aborda su miniserie “Big Little Lies,” que ganó cinco Emmys. “Es una enfermedad complicada e insidiosa. Existe más de lo que nos permitimos ver”, aseguró.

4 Récord para Julia Louis-Dreyfus

La estrella de la comedia política “Veep”, Julia Louis-Dreyfus, alcanzó su sexta estatuilla consecutiva por su papel en la desventurada vida de la expresidenta Selina Meyer. Un récord en la historia de los Emmys.

5 Dolly Parton y los vibradores 

La actriz y cantante Dolly Parton dijo que quería uno de los vibradores del show “Grace and Frankie”, mientras compartía escenario con las protagonistas de esa serie y también legendarias Jane Fonda y Lily Tomlin. Las tres fueron ovacionadas por la audiencia.

Baja audiencia

La 69 edición de los Emmy igualó la pasada noche la peor audiencia de su historia, con registros de 11.38 millones de espectadores, similares a los obtenidos el año pasado.

 Según los datos facilitados por la consultora Nielsen, la tendencia a la baja de los últimos años se mantiene, pues la audiencia de 2016 fue 5% más baja que la de 2015.

Un año antes, en 2014, la ceremonia atrajo a 15.6 millones de

personas. Los anteriores mínimos históricos databan de 1990 y 2008, con 12.3 millones de espectadores. El mayor éxito de audiencia de los Emmy se produjo en 1986, cuando 35.7 millones de personas siguieron la gala a través de la cadena NBC.