•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mezcla en tejidos, colores y estampados ha sido la tónica principal de la colección que Gucci llevó ayer a Milán para inaugurar la Semana de la Moda femenina, en la que hasta el próximo 25 de septiembre firmas internacionales presentarán sus propuestas para la próxima temporada primavera/verano. En esta ocasión, el director creativo de la firma, Alessandro

Michele, ha apostado por una colección de prendas “hipnóticas”, tal y como él mismo las ha descrito, piezas que no dejan indiferente a nadie y que demuestran que en la moda el juego del todo vale es posible.

Chaquetas de vestir y de cuadros se han combinado con pantalones de chándal y raya lateral, mientras que chaquetas de tejido “tweed” y rayas horizontales se han alternado con faldas de seda y rayas verticales.

Estilos con estampado floral han servido para modelos que también han lucido chaquetas con impresión animal, mientras que en su guardarropa se han podido ver chaquetas de corte recto, de tejido vinilo y mangas de pelo.

La firma florentina ha llevado hasta la pasarela milanesa un conjunto de prendas que ha unido tanto moda masculina y femenina, con estilos en muchas ocasiones intercambiables.