• |
  • |
  • END

Le gusta el mar. Es de expresión fácil y natural. Tiene sonrisa contagiante y una tez morena magnética. Así es nuestra representante Indira Rojas Calderón, recién electa Reina del Carnaval “Alegría por la Vida” 2009, quien compartió con EL NUEVO DIARIO un poco sobre su trayecto como modelo y planes como ganadora del certamen.

¿Qué significa para vos, portar la banda de Reina del Carnaval?
Es algo importante, por lo que luché fuerte desde que decidí entrar al concurso. Es mi responsabilidad dejar en alto el nombre de mi departamento, Rivas, que fue el que se llevó la corona y por supuesto, el de Nicaragua, porque desde ahora ya no sólo soy de Rivas, sino de todo el país.

¿De qué manera crees que el trono de Reina del Carnaval, contribuya a la cultura de Nicaragua?
El Carnaval es parte de la cultura nacional. Representa la alegría del nicaragüense, es parte de lo que somos, lo que nos caracteriza. Debería ser algo que todos celebremos para no perder las tradiciones y lo lindo que tiene Nicaragua.

¿Qué experiencias te quedan de este certamen?

De todo tipo. Amistades, de cómo relacionarme con las personas, posar ante las cámaras. A pesar que tengo varios años como modelo, esto es distinto, porque es un certamen grande. Es la primera vez que estoy en un concurso de esta magnitud y la verdad que me llevo una experiencia y aprendizaje increíble, sobre todo por el gran esfuerzo de la Organización al realizar el certamen en estos tiempos difíciles. Agradezco mucho a todo el comité, especialmente a Emperatriz Urroz, Presidenta del Carnaval. Sin ellos, no estuviera aquí.

¿Durante el concurso, al conocer a las demás chicas te visualizaste como ganadora?
Visualizaba a todas como ganadoras. Todas tenemos algo y es por eso que llegamos hasta el concurso. Teníamos talento y características especiales que nos hacían posibles ganadoras. Gracias a Dios gané yo, aunque todas nos esforzamos. Las felicito a todas. Yo nunca me sentí “yo voy a ganar”, porque todas tenían la posibilidad.

¿Tu carrera como modelo, a qué edad empezó?

Empecé a los 15 años. Mi mamá y mis mejores amigas siempre me motivaron. Por la Universidad me retiré, pero al terminarla volví a integrarme. Ahora soy licenciada en Administración Turística y Hotelera, aunque mi carrera está interrumpida por el Carnaval, todo ha valido la pena. Tengo la banda que tanto quería.

¿Cuáles son tus planes como Reina del Carnaval?

Aún estamos en planes. Por el momento pienso realizar visitas a la Isla de Ometepe para promover su voto, e involucrarme en obras sociales. Por el momento planeo realizar afiches, entre otras cosas. Antes podía hacerlo, pero ahora como Reina puedo hacer mucho más por la Isla.

¿Qué hace la nueva reina para distraerse?

Adoro ir al mar. Me gusta mucho, allí puedo pasar todo el año. También me gusta compartir tiempo con mis amigas, aunque no salgo mucho de noche. Voy al cine con ellos, pero para mí lo mejor que hay es el mar (ríe).

¿¡No bailás!?

(Ríe). Sí, me gusta mucho el Hip Hop. Todos los ritmos latinos y el reguetón. (Se apena y ríe).

END. No toda competencia es sana. Más de alguna inconformidad queda. ¿Sucedió esto en el certamen?
Nada fue color de rosa. Sería decirte que vivo en “el país de las maravillas”. Pero, la verdad es que casi todas nos llevamos bien. Fue un buen certamen. No sé de alguien que se haya sentido así en el concurso, pero sí en público. Igualmente, si hubiera perdido yo, mis amigos para defenderme dirían que me robaron la corona. Hasta el momento gracias a Dios no se han dado esos comentarios.