• |
  • |
  • END

¿Motos sin asientos? ¿Poco combustible? ¿Poco peso? No es ningún disparate. Así son las motos para el Trial, una disciplina del motociclismo, en la que los pilotos superan una serie de obstáculos sin poner los pies en el suelo, y sin caerse de la moto. Las principales habilidades de los pilotos de trial son básicamente, equilibrio y planificación de los movimientos para poder realizar todo el recorrido.

Para realizar esos asombrosos hallazgos, un piloto debe tener la habilidad y disciplina que requiere esta disciplina deportiva, pero sobre todo tener una moto Trial, en cualquier otra motocicleta jamás sería posible, según nos comentó desde Guatemala, Diego Ordóñez, campeón centroamericano de Trial.

La motocicleta de Trial presenta diferencias evidentes respecto de las utilizadas en otras disciplinas como el Motocross o el Enduro. Se trata de una moto sin asiento, más ligera de peso, con un recorrido de suspensión más corto y con los neumáticos más desinflados de lo habitual, estas características permiten la realización de las demostraciones.

Según el sitio TrialIndoor.com, estas motos de Trial tienen muchas particularidades que las alejan del resto. La principal diferencia es el peso del conjunto: para mejorar la maniobralidad y optimizarlas a las necesidades de la competición se busca minimizar al máximo el peso de la máquina. Para ello se utilizan sólo los elementos indispensables y éstos se fabrican con las aleaciones y los materiales más livianos. En total, una moto de competición de trial pesa alrededor de unos 65 kilos gracias al empleo de aleaciones como el titanio o el magnesio, y componentes elaborados en fibra de carbono, que combina robustez con ligereza.

Además el propulsor está preparado para disponer de una excelente respuesta en bajos de entrada, y es muy progresiva la respuesta del motor para poder dosificar al máximo la potencia. Los propulsores, tanto de dos tiempos como de cuatro, cubican alrededor de los 300 CC y el depósito de combustible se reduce al máximo de capacidad, por lo que las máquinas de esta especialidad tienen una autonomía muy limitada.

Habrá show en Nicaragua

Si te gustaría comprobar las destrezas sobre el aire en una moto sin asientos y con todas las características anteriores, puedes asistir al evento SuperCross Nocturno 2009, donde habrá muchas demostraciones.

Al evento fue invitado el campeón guatemalteco Diego Ordóñez, campeón centroamericano de Trial. El deportista asegura que consiguió todos los recursos y obstáculos para su exhibición y que los superará con su moto Trial. Además estará acompañado por otro campeón latinoamericano en categoría B.

Según Ordóñez, su experiencia en Trial nació hace siete años. Antes hacía motocross, pero tras ver por primera vez una motocicleta Trial quedó con la idea de intentarlo, tres meses después ya estaba entrenando para participar en futuras competencias. La disciplina ha sido su mejor aliada. Desde que inició en este deporte no ha tenido más que un incidente en una de sus rodillas.

TOME NOTA

Diego Ordónez estará tres días en Nicaragua para participar en el SuperCross Nocturno que se realizará el próximo tres de abril en Mundo e. Las localidades Preferencial cuestan 300 córdobas. (Dos personas, 1 boleto) y VIP con silla numerada, cuestan también 300. Los boletos están de venta en Café Latino: Carretera a Masaya, Metrocentro, Multicentro Las Américas, Guanacaste.

Este evento es patrocinado por United Motors, Premier Producciones y
EL NUEVO DIARIO.