•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La artista nicaragüense Maritza Sevilla presentará una exposición en retrospectiva de 50 años de trabajo artístico en el museo MoMa, de Panamá.

La exposición lleva por nombre Colibrí en Siberia, título de uno de sus libros traducidos en cinco idiomas. “Será una noche de música, poesía y pintura”, dijo Sevilla, originaria de Jinotepe, pero radicada en Panamá.

“Es una exposición muy especial para mí porque es un registro de mi trabajo desde que tenía 9 años, que fue cuando comencé a pintar y escribir mis primeros poemas, obviamente inspirada en Rubén Darío”, señaló. Sevilla indicó que se exhibirán 50 obras de artes cuya particularidad se ve reflejada la influencia del arte ruso. Son puertas antiguas pintadas a ambos lados usando distintas técnicas, incluyendo el reciclaje. De hecho contó que utilizó el motor de su automóvil viejo para incluirlo en una de sus obras. “Creo que es muy importante el cambio. Todos constantemente cambiamos, sin darnos cuenta, evolucionamos”, dijo sobre la reutilización de los objetos. 

“Cuando veo la madera siento una gran inspiración. Una necesidad de pintar. Aunque suene fuerte, creo que es porque crecemos en una cuna (de madera) y terminamos en un ataúd, también de madera”, reflexionó la artista.

“Para mí es importante exhibir en este museo porque representa una oportunidad para artistas de Latinoamérica y la posibilidad que otros artistas nicaragüenses presenten su trabajo aquí”.

“El arte para mí es la esencia más cercana de Dios. Es lo más cercano al Señor que un ser humano puede experimentar”.