•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El documental, Las mujeres del Wangki, de la cineasta nicaragüense Rossana Lacayo, fue preseleccionado hoy en la pugna por el premio a la Mejor Película Iberoamericana en la trigésimo segunda edición de los Goya, que otorga la Academia del Cine español.

El filme presenta el testimonio personal de Leduvina Guill Zamora, una líder comunitaria miskita, que te hace testigo de la cosmovisión de las mujeres mískitas y mayagnas, sus bailes, sus costumbres, el sincretismo religioso claramente evidenciado con la celebración por la llegada del nuncio apostólico, Fortunato Nwachukwu, y los testimonios de algunas mujeres que aseguran que pasaron de adorar la cabeza de las vacas a festejar a la Virgen de Fátima, mientras que en otras comunidades la iglesia moraba prevalece.

Los otros largometrajes

Argentina está representada por "Zama", de Lucrecia Martel; Bolivia, por "Viejo calavera", dirigida por Kiro Russo; Brasil lo intentará con "Bingo-O rei das Manhás", de Daniel Rezende, y la colombiana "Amazona", de Clare Weiskopf y Nicolas van Hemelryck.

Igualmente, por Costa Rica competirá "El sonido de las cosas", de Ariel Escalante; por Chile "Una mujer fantástica", de Sebastián Lelio; por Ecuador, "Translúcido", de Leonard Zelig, y México llevará "Tempestad", de Tatiana Huezo.

De Panamá "Kimura", de Aldo Rey Valderrama, por Paraguay se verá "Ejercicios de memoria", de Paz Encina, y de Perú se ha elegido "La última tarde", de Joel Calero.

Las opciones al Goya iberoamericano se completan con la representante de Portugal "Säo Jorge", de Marco Martins; "Carpinteros", de José María Cabral, de la República Dominicana; por Uruguay "Otra historia del mundo", de Guillermo Casanova, y cerrando el grupo la venezolana "El amparo", de Rober Calzadilla.

Según ha indicado la presidenta de la Academia, Yvonne Blake y el director del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, Manuel H. Martín, esta selección, realizada por las diferentes academias y comités de estos países, es "una prueba de la riqueza y diversidad del cine iberoamericano", que luchará por competir por el Goya a Mejor Película Iberoamericana.

"Un cine que gana premios y que ha incrementado en número y calidad sus producciones", señaló Blake, quien destacó en ese sentido la labor del Festival de cine de Huelva como "espacio fundamental para dar a conocer el trabajo de nuevos talentos y operas primas".

El certamen de Huelva, que este año celebra su edición número 43 entre el 10 y el 18 de noviembre, ha concedido el premio Ciudad de Huelva al actor argentino Darío Grandinetti, mientras los Premios Luz han recaído en los actores Alfonso Sánchez y Alberto López.