•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace dos años y medio se conformó el trío musical de rock clásico y blues, Steady Rollin, una banda de origen salvadoreño conformada por Fernando Poma, vocalista y guitarrista, el bajista Gerardo Pardo y el baterista Benjamín Andrade. 

De visita en nuestro país, Fernando Poma aseguró que se encuentran trabajando en la promoción de los dos sencillos de la banda: “When the judgment comes” y “In the end I´m  back to me”. Poma manifestó sentirse muy contento y ansioso con el quehacer musical que ha venido desempeñando la banda, y afirmó que en todo este tiempo les ha ido muy bien. Con respecto al nombre del grupo, el vocalista dijo que Steady Rollin hace alusión a un tren rodando, que va en marcha y que representa la imagen del tipo de música que tocan y que está inspirada en el blues.

Una bonita historia

El género de rock clásico era la música que escuchaban los padres de Fernando Poma, razón por la que creció siendo influenciado y quedando maravillosamente atrapado por este estilo musical. Bandas como Los Rolling Stones y Los Bea-tles, y el guitarrista, cantante y compositor Eric Clapton, Led Zeppelin, entre otros, eran sus favoritos para deleitarse escuchando música. El artista cuenta que a los siete años empezó a tocar la batería hasta que a los 13 años tuvo que irse a estudiar al extranjero, motivo por el cual la guitarra se convirtió en su nueva compañera de sueños, pues “era más accesible tener una guitarra que una batería estando fuera y lejos de casa”, señaló.

Una vez que aprendió a tocar la guitarra, Poma expresó que en su deseo de darle forma a lo que quería hacer musicalmente, formó parte de algunas bandas cuando tenía 15 o 16 años, tocando covers. Ya entrado en los veinte años de edad, tuvo que abandonar la música para dedicarse a ejercer su perfil profesional, le demandaba mucho tiempo, pero confesó que la idea de hacer música siempre estuvo más que viva en su corazón. “Llegué a un punto en mi vida en el que me dije es ahora o nunca, es el momento de cumplir mi sueño, ese deseo que tengo viviendo conmigo desde que era un niño”, reveló. Fue así como el artista recuerda que tomó su guitarra, la desempolvó y se puso a practicar con más empeño. Empezó a reunirse con otros músicos hasta que encontró al bajista (Gerardo Pardo) y baterista (Benjamín Andrade) quienes llenaron sus expectativas para decidirse de una vez a crear la banda Steady Rollin.

Proyectos a futuro

“Siempre he optado por escribir y grabar música propia, y nuestra intención con Steady Rollin es tocar en vivo, sentir el contacto con el público. Los dos sencillos que la banda está promoviendo están disponibles en plataformas como Spotify, Itunes, Apple Music, Amazon Music, Deezer, Emusic, Google Music, Pandora y Tidal. Como proyecto a futuro, para en enero de 2018, lanzarán su primer disco que se titulará “Love and Loss” (Amor y pérdida), el cual estará compuesto por diez temas. Si tenés curiosidad de saber más sobre las melodías de esta banda, podés seguirlos en Instagram, buscarlos en Facebook como @thesteadyrollinband y en el canal de YouTube como Steady Rollin, en todos estos sitios vas a poder darte cuenta qué están haciendo.

Inspiración mágica

“La música debe sonar en nuestra mente hasta volverse realidad”, ese es mi secreto, no tengo una inspiración en especial, las letras solo fluyen en cualquier momento y en cualquier lugar. La música es como una meditación, viene a mi mente, en ese instante lo que hago es cantar la letra mientras la grabo en mi celular, y después solo es cuestión de unirlas con otras partes que antes pude haber escrito”, reconoció.