•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El hostigamiento, acoso sexual y abuso de poder perpetrado durante décadas, con total impunidad, por el todopoderoso Harvey Weinstein era un secreto a voces entre los miembros de Hollywood. Aquellos que callaron y miraron para otro lado, hoy no quieren ser cómplices y algunos dicen desconocer los engaños del empresario para “cazar” a sus víctimas.

Pero ese secreto guardado por años se terminó cuando el diario The New York Times destapó los primeros casos hace dos semanas y abrió la puerta a que decenas de mujeres acusaran de abusos sexuales y violación a quien fue un hombre clave en la industria.

No obstante, ese despreciable comportamiento de Harvey podía haber salido a la luz hace años, según denunció la periodista Sharon Waxman, CEO y fundadora de The Wrap, quien aseguró que dos de los actores más populares del entretenimiento estaban al tanto de la situación e incluso impidieron que la historia se diera a conocer 13 años atrás.

La editora publicó el pasado 8 de octubre un artículo en el que revelaba que tanto Matt Damon como Russell Crowe intervinieron para “matar” un artículo sobre los abusos de Weinstein que ella estaba produciendo en 2004, cuando trabajaba para The New York Times.George Clooney.

Debido a la presión de ambos artistas, además de la interferencia de Weinstein, cuya compañía era un importante auspiciador del Times, el artículo nunca fue impreso.

Crowe eligió el silencio, mientras que Damon desmintió que él conociera la mala conducta del productor. 

Lo negó rotundamente cuando estalló el escándalo, pero ayer Damon reconoció que sabía sobre el repudiable comportamiento del productor con sus colegas actrices. En declaraciones a Good Morning America, el actor confesó además que estaba al tanto del ataque que sufrió Gwyneth Paltrow por parte de Weinstein en 1995.

En dicha entrevista, tanto Damon como George Clooney dijeron que conocían que Weinstein era un “matón” y un “mujeriego” que se jactaba de las mujeres con las que se había acostado, pero desconocían el accionar del empresario contra las mujeres. ”Yo sabía que era un imbécil. Él estaba orgulloso de eso (…) Solo tenías que pasar cinco minutos con Harvey Weinstein para saber que era un matón; era intimidante”, afirmó Damon.

En cuanto a Ben Affleck, si bien fue uno de los actores que condenó públicamente a Weinstein, se convirtió en el eje de su propio escándalo. ”Me entristece y enfada que el hombre con quien he trabajado usara su posición de poder para intimidar, acosar sexualmente y manipular muchas mujeres durante décadas. Los alegatos que he leído me enfermaron….”, escribió el actor en su cuenta de Twitter el pasado 8 de octubre.

Affleck y Damon deben sus carreras a Weinstein después de ganar un Óscar en 1998 por el mejor guion original de “En busca del destino”, que fue producida por The Weinstein Company.