•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Otra mujer se sumó al torrente de acusaciones contra Harvey Weinstein, al afirmar que en 2006 le agredió sexualmente en un hotel de Nueva York cuando buscaba trabajo como ayudante de producción.

Esta nueva acusación, efectuada en una rueda de prensa por la exayudante de producción, que luego cambió de carrera, ilustra la dificultad de transformar muchas de estas declaraciones en denuncias válidas a ojos de la justicia, a pesar de que unas 50 mujeres han acusado al productor de acoso y agresiones sexuales que van hasta la violación.

La exasistente de producción Mimi Haleyi contó que tenía “unos veintitantos” -no quiso indicar la edad exacta- cuando se reunió por primera vez con el todopoderoso productor en 2004.

Al igual que otras presuntas víctimas del productor, esperaba que la ayudara a encontrar trabajo, y cuando éste le propuso que se vieran de nuevo en un hotel de Nueva York en 2006, ella aceptó sin que al principio se produjera nada anormal.

Fue días más tarde cuando las cosas empezaron a degradarse, según la acusadora, cuando él la acosó hasta el punto de forzar la puerta de su apartamento, para que le acompañara a París a los desfiles de moda, lo que ella rechazó.

Cuando volvió de París, Weinstein le propuso una cita en su casa que ella aceptó “porque quería tener buenas relaciones con él”, y es ahí donde la agredió sexualmente, afirmó.