•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hablar del pintor nicaragüense nos enfrenta a la vida de un artista polifacético. 

Estudió arquitectura y tomó algunos cursos de dibujo experimental, aunque asegura que desde siempre le ha gustado dibujar.

“Mi mamá hacía artesanía de cerámica y me regalaba colores y con eso pintaba algunos cuadros de manera privada, aunque a veces los vendía porque me ofrecían comprarlos algunas personas que llegaban a casa”, señaló.

Trabajó en Incine, aunque reconoce que ya está divorciado del séptimo arte, a pesar de que hace algunos 4 años hizo un par de trabajos sobre Ernesto Cardenal y Julio Cabrales.
En los primeros años en la pintura confiesa que no fue constante, pero ya a finales de los años 90 se concentró definitivamente en ella y mantuvo una continuidad de su obra ininterrumpidamente para dedicarse casi de forma exclusiva a ella hasta el día de hoy.

¿Qué obras podremos apreciar en esta exposición individual? 

Esta muestra es de mis últimos trabajos del año 2017, son cuadros de mediano y  gran formato, son aproximadamente unas 12 o 14 obras que reflejan mis últimas búsquedas. Por un lado una búsqueda en colores, con tonos más sutiles relacionados con el cubismo y por otro lado otra parte que está buscando todavía más en el expresionismo abstracto más evolucionado, más moderno.

¿Desde hace cuántos años trabaja el abstracto?

Con el abstracto comencé a trabajar como en el 2004. Fui pasando de la figura tradicional, la fui convirtiendo en abstracta al punto que la última exposición de figuras que hice ya eran abstractas, eran bastante deformes. Después hice una exposición en Códice que era de abstracto y se  llamó “Gritos y susurros”.

A partir de entonces he trabajado prácticamente solo el abstracto, de vez en cuando hago cuadros figurativos pero cuando pinto abstractos no quiero que me aparezca nada que pueda semejarse a una figura.

¿Qué ha encontrado en el abstracto que no le dio el arte figurativo?

El figurativo es más limitado, en el sentido de que las temáticas son menos, están un poco en un compromiso en menor o mayor grado con la realidad objetiva, con el objeto. En cambio, en el abstracto me he llenado más, porque es una expresión más emocional, más del subconsciente, que no tiene que ver con la realidad objetual, sino con la realidad interior, la de los colores y las formas y eso me ha llenado más. Es una pintura que la considero más espontánea y que me permite establecer un diálogo más profundo con cada cuadro.

¿Cuál es la relación exacta entre la pintura abstracta y el yo interior del pintor, ese yo de las pasiones?

En el proceso de creación van saliendo diferentes emociones, a veces estoy en un estado más tranquilo y me salen  cuadros más tranquilos, si estoy un poco ansioso  salen cuadros más fuertes, con trazos más pronunciados, de hecho son cosas que no las hago a propósito, sino que dejo que fluyan las emociones y probablemente en un cuadro encontrarán más de una emoción. A veces comienzo un cuadro de una forma y lo termino de otra, pero siento que quisiera estarme comunicando con el público más emocionalmente sin que tengan que ponerse a tratar de identificar figuras en el cuadro.

Mi arte es abstracto como un pensamiento, como una reacción entre la pintura y yo, y que vean ese color, esa sensación que tienen frente al cuadro. Todo el mundo está en plena libertad de interpretarlo, pero lo ideal es que gocen el color, la emoción.

¿Además del cubismo, con qué otro ismo ha tenido acercamiento?

Realmente desde que comencé a pintar he pasado por casi todas las escuelas. Mis primeros cuadros eran paisajes bastante impresionistas, luego empecé a interesar por el expresionismo desde el figurativo hasta llegar al abstracto,  porque me impresionaron mucho los expresionistas abstractos de Nueva York y lo que se llamó en Europa el manchismo, que es pintar manchas. 

Mi técnica va variando, va evolucionando, buscando nuevas formas, porque el arte que se detiene se estanca y de vez en cuando no es fácil mantener una fórmula y hay retrocesos, se puede volver a ciertas convenciones.

Tome nota

“Pinturas recientes” es el nombre de la muestra que Lacayo Deshón abrirá esta noche, a partir de las 6:30, en Galería Códice, Los Robles.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus