•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un colorido altar, adornado de sombreros, guitarras y el famoso símbolo de la Catrina, se celebró ayer el tradicional Día de Muertos en las instalaciones de la Embajada de México en Nicaragua, donde se rindió homenaje a las víctimas del terremoto del 7 y 19 de septiembre. 

“Venir a visitar a la muerte casi no lo queremos hacer, pero la calaca llegará y nosotros nunca la vamos a ver, nosotros con mucho gusto les mostramos este altar de muertos que representa en esta ocasión los resultados de dos terremotos que sucedieron en septiembre en nuestro país. Tuvimos muchos muertos, y en este día queremos honrar sus memorias”, expresó Oscar Antonio de la Torres Amezcua, jefe de Cancillería. 

Por su parte, José Omar Hurtado Contreras, nuevo embajador de México en el país, dijo que este altar se ubica tanto en oficinas de Gobierno como en casas particulares, además que no es una cultura reciente y que su historia contiene datos muy interesantes.  “Hay que entenderlo a profundidades, no es una costumbre reciente, sino que viene de la época prehispánica que se ha ido transformando, adquirió  característica con la llegada de los españoles, entonces el Día de los Muertos en México es un bagaje histórico que cuando uno se pone a leer sobre esto es muy interesante, pues cada objeto que se pone ahí tiene un significado”, detalló el diplomático. 

El codirector del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Luis Morales Alonso, dijo que esta tradición mexicana es muy importante para toda la región, además mencionó algunas de las tradiciones que tenemos los nicaragüenses para conmemorar el Día de los Fieles Difuntos. “Nosotros tenemos algunas costumbres para el Día de los Muertos, en León por ejemplo tenemos comida, como son los pacos ( tamales de maíz y bananos) los buñuelos de viento en el Barrio Guadalupe, el atol de ánimas, entre otros. También enterramos a nuestros muertos con música”, contó Morales. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus