•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En pleno "boom" internacional de cantantes masculinos y latinos que mezclan en español ritmos urbanos y pop con dobles interpretaciones "muy sexys", la jovencísima Becky G irrumpió envuelta en la polémica por la ambigua letra de su éxito "Mayores", el cual ella entiende como un ejercicio de libertad e igualdad.

"Hay muchas canciones muy sexys en la música en estos momentos, pero las cantan hombres. ¿'Des-pa-ci-to' habla solo de bailar? ¿O qué dice Enrique Iglesias al cantar: 'Solo en tu boca yo quiero acabar'? Ahora que una mujer canta lo mismo que ellos es un problema para algunas personas. A mí me gusta que mi canción les haga pensar", defiende.

Nacida como Rebecca Marie Gómez (Inglewood, Los Ángeles, 1997), esta estadounidense de ascendencia mexicana está a punto de colarse entre los 100 artistas con más reproducciones del planeta en Spotify, sobre todo por los adolescentes y los no tan jóvenes que han bailado "Mayores".

"A mí me gustan más grandes / Que no me quepa en la boca / Los besos que quiera darme / Y que me vuelva loca", canta en este tema que se convirtió en un "hit" sin siquiera haber contado con el apoyo de la radio por su atrevido contenido.

El tema "comenzó como un chiste", cuenta. La primera vez que subió a Instagram una foto junto a su novio, el futbolista de Los Angeles Galaxy Sebastián Lletget, de 25 años, afloraron numerosas críticas sobre que él parecía mayor que ella (en realidad solo 5 años más).

Aquello llegó a oídos de su abuela y Becky, restándole importancia, siguió la broma: "Me gustan mayores", respondió.

"Quiero ser parte del movimiento feminista en cuanto que todos somos iguales. Antes a los niños se les permitían muchas cosas: 'Está aprendiendo...', decían. Sin embargo, a las niñas se las preparaba para ser buenas mamás, buenas cocineras... Desde luego también a ser recatada. Una mujer no podría decir cosas así", critica.

Parte de su carácter viene moldeado por los apuros económicos que les obligaron a ella y a su familia a abandonar su hogar para vivir en un garaje.

"No conozco a muchas personas que empiecen a trabajar a los 9 años; yo solo pensé que era lo que tenía que hacer. Eso forjó mi manera de ser. Sobre todo creo que me dio más paciencia, porque en este tipo de carrera hay muchas personas que te dicen que no puedes hacer esto o decir aquello", comenta.

Su actual propuesta representa todo un contraste con la Becky G que se dio a conocer con 15 años gracias al inocente sencillo pop "Shower", mucho antes de su salto de la música anglófona a la latina.

"Entonces no sabía que mi voz como artista importaba, especialmente como mujer. Quería involucrarme más en lo que hacía, pero no tenía la fuerza para decir 'no'. Ahora que hago mi música en español me siento más segura que nunca. Me he encontrado como artista y como mujer", señala.

Asegura, en este sentido, que no fue el éxito de "Despacito" de Luis Fonsi lo que la movió hacia estas coordenadas, a pesar de que su idioma natural es el inglés.

"No me sentía cómoda hablando en español, pero sí cantándolo. Tiene un sentimiento que no tiene la música en inglés, es más romántica y sexy, la puedes sentir en la sangre", afirma.

Añade que en su cabeza siempre tuvo a Jennifer López como modelo y así lo demostró cuando versionó "Jenny from the Block" y lo convirtió en "Becky from the Block".

"Me dio su bendición al principio de mi carrera y yo me siento muy agradecida. Es mi ídolo desde pequeña, porque no solo es cantante, es actriz, bailarina, mamá, fashionista...", cuenta esta joven californiana que también ha hecho sus pinitos en el mundo de la interpretación, concretamente como el "ranger" amarillo en el "remake" de la película de acción "Power Rangers" (2017).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus