•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El rapero puertorriqueño Residente confirmó hoy que la ayuda que recaudó en varios países donde se presentó recientemente para los damnificados del huracán María en su isla fue debidamente entregada por su equipo de trabajo.

"Toda nuestra parte que se recaudó en mis conciertos llegó a la gente a manos de mi equipo. Gracias a todo mi equipo por ser unos militantes naturales", dijo Residente en su cuenta de Twitter.

El artista, sin embargo, informó que hasta el sábado, más de 400 cajas de ayuda humanitaria "que nos quitaron en el aeropuerto" -en la Base Aérea Muñiz en Carolina, municipio aledaño a San Juan, adonde llegó la ayuda el miércoles pasado desde Chile, "siguen almacenadas sin ser repartidas",

"Gracias a Chile de todo corazón por la ayuda. Estoy en deuda con ustedes", puntualizó René Pérez, Residente, en el mensaje en la red social.

Esta ayuda, no obstante, se tornó controvertible, cuando Residente alegó en un tuit que la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) se había apoderado de la ayuda enviada desde Chile al llegar a la Base Aérea Muñiz.

Esto llevó a que Pérez criticara al gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, por desconocer dónde estaba la ayuda, a lo que entonces el mandatario le respondió que lo ayudaría con la misma.

Luego, Residente culpó al secretario auxiliar de relaciones exteriores de Puerto Rico, Eduardo Arosemena, y al cónsul de Chile en la isla, Cyril Meduña, de atrasar la distribución de alimentos que el artista envió para los damnificados.

Según explicó el cantante en un video en sus redes sociales, este recolectó dicha ayuda en países que visitó y actuó como parte de su gira mundial y que enviaría desde Chile con la ayuda de la diputada chilena Camila Vallejo y la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

De acuerdo con Residente, ni Arosemena ni Meduña "tenían idea de que esto se llevaba trabajando hace un mes".

Por su parte, el Departamento de Estado de Puerto Rico confirmó en un comunicado que la embajada de Chile en Washington se había comunicado con el director de la Oficina de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington, Carlos Mercader, sobre la ayuda que venía en un avión militar de la Fuerza Aérea chilena.

"Una vez el avión militar aterrizó en Puerto Rico, la propia tripulación aclaró que la ayuda se trataba de un apoyo de Gobierno a Gobierno", indicó el Departamento de Estado local en el comunicado.

Fue en ese momento, según la agencia, "que por primera vez" se le informó a Arosemena y a Meduña que en la base militar se encontraban representantes de Pérez "planteando que la ayuda que traía el avión había sido recogida por sus seguidores en un reciente concierto en Santiago", la capital chilena.

"En ningún momento, ni el Gobierno de Puerto Rico o el de Chile ni FEMA incautaron la ayuda", aseguró Rivera Marín.

La carga entonces quedó en custodia de Airport Aviation Services, entidad privada que da servicios en el aeropuerto, y la que comprometió a enviarla a su destino.