•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los Grammy Latinos llegaron a la mayoría de edad: arrancó la gala de la 18a entrega del mayor premio de la música en español y portugués, a la que "Despacito" de Luis Fonsi llega con dos gramófonos en el bolsillo.

Residente abrió la ceremonia con una bonita interpretación de "Hijos del cañaveral", de su primer álbum en solitario (titulado "Residente"), antes de la presentación del primer premio, que se llevó Juanes por el mejor álbum del año.

El rapero puertorriqueño llegó nominado en nueve categorías y hasta ahora ganó una estatuilla de cinco hasta ahora entregadas en la ceremonia previa a la gala televisada donde se entregan la mayoría de los premios.

El primer Grammy Latino de "Despacito" fue por mejor fusión, en su versión con Justin Bieber, que llegó al tope del Hot 100 de Billboard. La versión original también ganó como mejor video en versión corta.

Le quedan dos nominaciones: mejor grabación (que incluye al intérprete, el compositor y el equipo de producción) y canción del año.