•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Días después de recibir el Óscar especial por la instalación “Carne y arena”, el mexicano Alejandro González Iñárritu asegura que “el cine no consigue el impacto emocional de la realidad virtual”.  “Me ha sorprendido la unanimidad de su impacto emocional. Ninguna película podría haber provocado una respuesta así”, afirmó el de Ciudad de México, sentado en una sala del Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (Lacma), donde la instalación “Carne y arena”. 

“Una película la observas, la ves... pero esto lo experimentas.

El impacto que deja en la gente trasciende la experiencia bidimensional o pasiva del cine. Eso tiene que ver más con la verdad que encierra la pieza que con otras virtudes. Hay una verdad innegable, y es la realidad de esas personas”, declaró. El cineasta se refiere al drama de los inmigrantes que refleja su obra, basada en experiencias reales y la cual permite al espectador adentrarse en el desierto de Sonora y acompañar a un grupo de personas, lideradas por un “coyote”, un traficante de persona, que tratan de entrar ilegalmente en Estados Unidos.

“No estamos acostumbrados a que la realidad nos emocione y nos afecte. Las ideologías nos han secuestrado los cerebros, nos inducen a interpretar las cosas y no verlas como son. Ya nadie está presente en la realidad. No estamos sensibilizados”, reflexionó el realizador de 54 años.  “Por eso”, agregó, “tristemente me pareció que, para hablar de la realidad, debíamos recurrir a la realidad virtual”. Iñárritu fue muy crítico con las ideologías en su discurso de agradecimiento al recoger el Óscar y lo volvió a ser en su charla con EFE. “Si la gente y los políticos pudieran ver la realidad de estas personas, verían que su situación no tiene nada que ver con ser de derechas o de izquierdas. No nos ponemos en la piel del otro. No escuchamos ni entendemos a estas personas. Falta humanidad, misericordia y empatía”, apuntó. En su opinión, las “ideologías ciegas son capaces de sesgar la realidad, aunque sean falacias”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus