•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más feliz que nunca. Así dice estar Berenice Quezada, Miss Nicaragua 2017, quien regresó el lunes por la noche de Las Vegas. “Ya quería volver a Nicaragua, comer esta comida rica de aquí, sentir el calor de mi gente, con mi familia; volver al día. Aunque no creás me hacía falta estar en mis actividades (laborales). Te hace mucha falta cuando estás lejos de tu tierra”, dijo en entrevista con El Nuevo Diario.

Quezada repasa aquel refrán que reza “Lo que es tuyo ni que te quiten y lo que no es tuyo ni que te pongan” al preguntarle sobre los resultados de Miss Universo 2017. “Significó mucho porque fue una meta que siempre había querido cumplir. Éramos 93 mujeres con un mismo sueño y creo que Dios tiene un plan para cada una. Estoy muy contenta conmigo misma porque aprendí muchísimas cosas y también porque Nicaragua volvió a soñar. Recibí el apoyo de tantas personas que me ayudaron a  sobrellevar esto. Como lo he dicho, hay que saber ganar y hay que saber perder”.

Inolvidable

Quezada califica de única e inolvidable su estadía en Las Vegas porque son pocas “las chavalas que podemos ir al Miss Universo y vivir esa experiencia para representar a tu país y llevar el nombre de Nicaragua ante el universo. Esta oportunidad la voy a aprovechar para muchas cosas porque me ayudó a crecer, madurar y pasa solo una vez en la vida. Lo disfruté en cada instante”.

La Miss Nicaragua relató que su relación con las candidatas era bastante unida, especialmente con las latinas. “Siempre nos sentábamos a almorzar todas juntas, nos dábamos tips, hablábamos de nuestra cultura. No hubo ningún pleito ni roce. Nos llevábamos muy bien”, contó Quezada, quien visualizaba a algunas en el top y a otras, de las que clasificaron, no.

Tan buena fue la relación, que el próximo año planean reunirse en Cancún. Además, una de las candidatas se casará y las invitó. 

“Hubo algunas que reaccionaron tristes pero nos consolábamos entre nosotras. Dijimos que las cosas pasan por algo. Nos reímos, lloramos,  dolían los pies, la cabeza, teníamos sueño, ojeras, pero hacíamos cosas divertidas para no apagarnos”, detalló.

Berenice confirmó que afortunadamente no pasó ningún apuro económico en Las Vegas, ya que la organización Miss Nicaragua le pagó el sobrepeso de las maletas y un viático por alguna emergencia. La organización de Miss Universo asume hospedaje y alimentación de cada aspirante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus