•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este año, la alfombra roja de los Globos de Oro será  la alfombra negra. Y no porque vaya a cambiar el color del tapiz por el que marchan los nominados de camino a la entrega de premios, sino porque más de 30 actrices se han comprometido a vestir de negro el próximo 7 de enero en Los Ángeles para protestar contra el acoso sexual en Hollywood, entre ellas Jessica Chastain, Meryl Streep, Margot Robbie y Emma Stone.Emma Stone

Diversas fuentes confirmaron a ‘Entertainment Weekly’ que gran parte de las actrices, nominadas y presentadoras elegirán el negro como color predominante en el look a modo de protesta en esta ceremonia, pero que podría extenderse a lo largo de toda la temporada de premio; es decir, que podríamos ver también unos Óscar teñidos de negro.

A pesar de que en otras ocasiones han llevado pins o lazos para protestar por otras causas, esta es la primera vez que se unen todas a la vez para modificar su look para mostrar su descontento. Ya en 2001, tras los ataques del 11-S, muchos actores vistieron de negro en la alfombra roja, pero a diferencia de esta ocasión, no fue un esfuerzo coordinado. La manifestación iría en sintonía con la mediática campaña en redes sociales #MeToo (yo también), y que partió luego que varias famosas, como Gwyneth Paltrow, Lupita Nyong’o, Angelina Jolie y Cara Delevingne, contaran sus experiencias de acoso con Weinstein.

La protesta también da continuidad a otros movimientos previos, como el Ask Her More, que en años anteriores reclamó para que, en las alfombras rojas, se le preguntara algo más profundo a las mujeres que el diseño de su vestido o su vida personal. “AskHerMore se basa fundamentalmente en tratar a las mujeres como seres humanos completos en lugar de como objetos. Y creo que #MeToo es más o menos lo mismo”, dijo la documentalista Jennifer Siebel Newsom, quien impulsó esta campaña desde 2014.

La última denuncia

La propuesta se produce en medio de cientos de revelaciones que siguen a una historia publicada en el New York Times que acusaba al productor Harvey Weinstein. Desde entonces muchas intérpretes se han manifestado en contra del magnate del cine, incluida Salma Hayek, quien esta semana escribió un artículo de opinión en el Times llamando a Weinstein “monstruo”. Tras la primera denuncia, muchos otros hombres poderosos de la industria del entretenimiento estadounidense también han sido acusados, incluidos los actores Dustin Hoffman y Kevin Spacey, el comediante Louis CK, el cineasta Brett Ratner y el productor musical Russell Simmons, entre otros.