•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dwayne “La Roca” Johnson, uno de los actores mejor pagados de Hollywood -el número dos según Forbes, por detrás de Mark Wahlberg-, estrena “Jumanji: Bienvenidos a la jungla”, una secuela que afrontó, según dijo a Efe, “con amor, respeto y veneración” por la cinta original. 

“Sabíamos que tenía cierto peligro hacer esta película y que no partíamos con todos los elementos para ganar. Hasta que Kevin Hart firmó su contrato”, dijo entre risas Johnson, acompañado durante la charla por el propio Hart y Jack Black en Oahu (Hawái), donde se rodó la cinta.

“En serio, lo que hizo que el proyecto fuera apetitoso fue el guion. Con eso ya empezamos muy bien, pero para mí la clave es el amor, el respeto y la veneración que sentimos todos por la película de Robin Williams”, indicó el exluchador sobre aquella cinta de 1995 dirigida por Joe Johnston.

La cinta, que se estrena esta semana en todos los cines cuenta con Jake Kasdan como director y un elenco liderado por Dwayne Jonhson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillan y Nick Jonas.

En esta ocasión, cuatro compañeros de instituto son absorbidos por un videojuego que les transporta a la peligrosa jungla de Jumanji, donde adquirirán nuevas personalidades (se convierten en los avatares disponibles) con el objetivo de llegar al final de la partida con vida y así recuperar sus apariencias originales.

“Nos encantó la idea de poder presentar al mundo algo nuevo que nunca nos ha visto hacer, es decir, interpretar a unos adolescentes”, comentó Johnson. “Todos lo pasamos genial pero Jack haciendo de chica de 16 años es alucinante. Nadie en Hollywood puede hacer ese papel mejor”, dijo entre carcajadas.

“¿Lo dices porque estoy muy conectado con mi lado femenino?”, le preguntó, siguiendo el tono bromista, su compañero de reparto, que adquiere en la jungla la personalidad de una adolescente, Bethany, obsesionada por su aspecto físico y su belleza.

“Cuando me pasaron el guion, no podía dejar de imaginar a Dwayne y a Kevin en esos papeles. Sabía que iba a ser algo bueno. Era algo demasiado bueno para ser real. La verdad es que no me suelo entusiasmar tanto por una película. Realmente tenía muchas ganas de hacerlo”, declaró Black.

Hart, toda una institución entre el público afroamericano estadounidense, dijo, también con la misma vena cómica, que Johnson y Black respiraron tranquilos cuando supieron que él iba a estar involucrado.

“Yo les di esa seguridad. Soy la luz que les guía. Mi presencia fue como un gran fichaje de la NBA en el último momento. Ahora vamos a ganar los títulos”, apuntó divertido.